Según juristas, no hay argumentos para jugar el clásico

Actuales y exmiembros de la Comisión Disciplinaria de la AUF consideran que el clásico no debe jugarse, Nacional debe ganar los puntos y Peñarol recibir una sanción acorde a sus antecedentes

Luego de los incidentes en la tribuna Ámsterdam entre hinchas de Peñarol y la Policía que derivaron en la suspensión del clásico antes de jugarlo, los dirigentes tejen estrategias para no dar por perdido un partido que nunca pudo comenzar.

Juan Pedro Damiani manifestó que el partido se tiene que jugar y alegó deportividad para que el clásico se lleve a cabo. "Peñarol quiere jugar el partido. Que haya deportividad. Pero en lo que menos uno puede pensar en este momento es en el tema de fútbol. Le dije que citara al Ejecutivo y a la Mesa Ejecutiva porque sería bueno y sano fijar el partido para el miércoles, para bajar un poco los decibeles y seguramente se jugará a puertas cerradas como sugirió Layera, el jefe de Policía".

El presidente de Nacional, José Luis Rodríguez, entiende que jugar a puertas cerradas sería sancionar a sus hinchas que no protagonizaron incidentes con la Policía en el Estadio Centenario.

El domingo la idea de seguir el campeonato sin la disputa del clásico parecía descabellada, sin embargo fuentes actuales y pasadas de la Comisión Disciplinaria de la AUF consultadas por Referí consideraron que Peñarol no tiene ningún tipo de fundamento jurídico para pedir que el partido se lleve a cabo.

El artículo 5.9.3 del Código Disciplinario es explícito en cuanto a las suspensiones de los partidos antes de su inicio. "El artículo dice que el club responsable perderá los puntos que iban a estar en disputa en el partido suspendido antes de su inicio. En cualquier caso depende de lo que surja del expediente. El tribunal hace una reconstrucción de lo que pasó y va a depender mucho de lo que denuncie el juez, los veedores de la AUF y el material probatorio que se agregue al expediente. Los clubes que aportan documentación audiovisual y se pide material a la televisión", dijo una de las fuentes consultadas.

Danubio es otro de los actores en juego. El equipo de Leonardo Ramos, rival directo de Nacional en la lucha por el título, manifestó su discrepancia y quiere que el partido sí o sí se decida en la cancha. "Danubio, Liverpool, Wanderers, nos comemos un garrón. Uno no puede quedarse callado", dijo su vicepresidente Leonardo Goycoechea al programa 100% deporte de Sport 890.

¿Cuál es el problema? Que la jurisprudencia más reciente también es clara en su procedimiento. El Tribunal de Alzada desestimó la impugnación del fallo que presentó Villa Española cuando Rampla Juniors se quedó con los puntos del partido ante Peñarol. ¿Por qué? Porque no se lo consideró un actor directo, sino como un tercero que no está formalmente relacionado al incidente.

En ese casillero está Danubio. En el clásico del domingo, los únicos involucrados directamente en cancha son Nacional y Peñarol y los únicos que pueden apelar un fallo de la Comisión Disciplinaria son, justamente, esos dos equipos.

¿Peñarol puede apelar el fallo si se da ganador a Nacional sin jugar? Si. El equipo aurinegro está amparado en el proceso y tiene cuatro días hábiles para presentar descargos.

Las penas están ordenadas en una lógica de escalera. Primero hay una advertencia formal, luego una multa, luego se da por perdido un partido. De esos escalones, Peñarol ya los recorrió todos. Ante Rampla Juniors se le dio por terminado el partido (caía 1-0 al final del primer tiempo) y se lo multó con 500 Unidades Reajustables. Además hubo una medida cautelar de jugar algunos partidos a puertas cerradas.

¿Qué sanción puede recibir Peñarol además de perder el clásico sin jugarlo?: "Las sanciones siempre van en crecimiento por eso el fallo ante Rampla debería ser el piso. O sea, el partido perdido, una multa económica y algo más. El fallo final dependerá de los expedientes presentados, el informe del árbitro que suspendió el partido (Leodán González) y de los veedores de la AUF", indicó una de las fuentes consultada.

La estrategia que se empieza a vislumbrar por el lado de Peñarol, según pudo saber Referí, es que los incidentes se dieron porque el club actuó de acuerdo al protocolo de seguridad: negándose a darle entradas a los barras, a pesar de que éstos fueron dos veces a Los Aromos a exigirlas.

Voluntades políticas: entre deportividad y gobernabilidad

Como informó Referí en su edición de hoy, Juan Pedro Damiani mueve contactos para intentar ganar apoyos en su postura. El presidente de Peñarol se comunicó con Wanderers, Danubio y Liverpool, quienes apoyaron la intención de jugar el clásico. ¿Por qué Peñarol buscó apoyo en estos clubes? Porque son los que pelean el título y creen que una victoria en los escritorios de Nacional atenta contra la deportividad.

Ante este escenario la Asociación Uruguaya de Fútbol también está comprometida desde el punto de vista político, porque hoy su Consejo Ejecutivo se sostiene en gran parte por el apoyo expreso de Nacional.

Por más que el Ejecutivo siempre ha manifestado la independencia de poderes dentro de la AUF, y que no se entromete en las discusiones de Disciplina, si el fallo perjudica los intereses deportivos de los tricolores, el Ejecutivo quedará en una posición delicada. Además Liverpool y Danubio –dos de los que pueden ser "perjudicados" por un fallo que de por terminado el partido- no figuran entre los apoyos políticos que tiene el Ejecutivo, y mucho menos Peñarol, por lo que un fallo favorable a Nacional no sería costoso para el gobierno de Valdez-.

Así, por estas horas el debate de los clubes se desvió del tema de fondo de las soluciones a la violencia, y se centró en el cortísimo plazo de los puntos y la definición del campeonato.


Populares de la sección

Acerca del autor