Según cómo se calcule, la Celeste está quinta en las Eliminatorias

No hubo cambios en el ranking “De Haedo”

Transcurrida la séptima fecha de la Eliminatoria sudamericana para el Mundial Brasil 2014, nada cambió en la tabla de posiciones elaborada a partir de considerar los puntos positivos y negativos obtenidos por cada selección.

Esto se debió a que en los cuatro partidos disputados en la séptima fecha, ganaron los cuatro locatarios, fortaleciendo la base de este análisis, alternativo al tradicional y que permite “corregir” la tabla habitual en función de la diferente cantidad de partidos jugados y de la diversa cantidad de encuentros disputados por cada selección como locataria y visitante.

En la base de este enfoque alternativo, está la “regularidad estadística” de que es mucho más probable que gane el locatario a que empaten o gane el visitante. Tras siete fechas se han jugado 28 partidos y el 68% fue ganado por locatarios (19), mientras que sólo 14% fueron empates (4) y 18% triunfos de visitantes (5).

Entonces la séptima fecha en nada cambió las posiciones de las selecciones en la tabla de positivos y negativos y sólo sirvió para confirmar la importancia de un análisis que tiene en cuenta la diversa cantidad y condición de los encuentros disputados por cada selección. Es evidente que los resultados no son aleatorios y que la condición de local influye.

Los números
Al cabo de las primeras siete fechas de la eliminatoria, Uruguay jugó sólo seis partidos (al igual que otras seis selecciones) y entonces hay dos selecciones (Bolivia y Venezuela) con siete partidos y siete con sólo seis.

También, Uruguay disputó cuatro partidos como local y sólo dos como visitante, mientras que otras selecciones jugaron más veces de visitante que de local. Esto se va a compensar próximamente: de las siguientes siete fechas, dos serán de local y cinco de visitante.

Los nueve casos en que la natural ventaja del locatario no se dio en el resultado fueron:

-en la segunda fecha Colombia ganó en Bolivia y Uruguay empató en Paraguay,

-en la tercera fecha, Venezuela empató en Colombia y Bolivia en Argentina,

-en la cuarta fecha, Argentina ganó en Colombia,

-en la quinta fecha, el empate entre Uruguay y Venezuela, y los triunfos de Colombia y Chile en Perú y Bolivia respectivamente,

-y en la sexta fecha el triunfo de Chile en Venezuela.

Es decir que Argentina, Colombia, Bolivia, Venezuela y Uruguay sumaron positivos y negativos, mientras que Chile, sólo positivos y Perú y Paraguay sólo negativos. Mientras tanto, Ecuador es el único que cumplió con la regla de ganar de local y perder de visitante.

La tabla alternativa
Como vimos, en una victoria del visitante, éste obtiene tres positivos y el local tres negativos. Con un empate, el local obtiene dos negativos y el visitante un positivo.

Por lo tanto es relevante considerar una “tabla paralela” con el saldo neto de positivos y negativos.

A continuación se la presenta al cabo de la séptima fecha.

1 Chile
2 Argentina
2 Colombia
4 Ecuador
5 Uruguay
5 Venezuela
7 Paraguay
8 Perú
9 Bolivia

Como se puede comprobar la tabla es encabezada por Chile (+6), seguido por Argentina y Colombia (+1). Cuarto está Ecuador con saldo cero. Quintos están Venezuela y Uruguay (-1), superando a Paraguay (-2), Perú (-3) y Bolivia (-5).

Tras la séptima fecha, la posición de Uruguay en ambas tablas se asemeja más que hasta la fecha anterior, cuando la tabla tradicional lo mostraba en la segunda posición (y primero en la de puntos perdidos) y la alternativa, en la quinta. Esto se debe a que se dio “la lógica” que implica perder puntos de visitante, lo que no es considerado en la visión tradicional pero sí es anticipado en la alternativa.

En la tabla “tradicional”, Argentina está en primer lugar (13), Chile y Ecuador están segundos (12), Uruguay cuarto (11) y Colombia en quinto lugar (10). Luego está Venezuela (8). Tal como vimos al cabo de la sexta fecha, “la diferencia de partidos jugados y de partidos disputados como local o visitante, está entrando a tallar. Y nos demuestra que no estamos haciendo, hasta ahora, una buena Eliminatoria. Estamos quintos, corrigiendo por esos factores e igualando esas diferentes situaciones, a siete puntos del primero”. De la tabla tradicional no se sacaba esa conclusión sino la opuesta.

Este enfoque es particularmente oportuno si se tiene en cuenta que en los próximos encuentros, hay mayoría a ser disputados como visitante. Resulta clave, a esta altura, no perder más puntos como locatario (o sea no sumar negativos), y ganar algunos puntos como visitante (sumar positivos).

Nota metodológica
Una aclaración inicial. Este análisis no está hecho desde el “saber de fútbol” sino simplemente desde la lógica y la aritmética.

Los positivos son puntos obtenidos de visitante y los negativos son puntos perdidos de local. En caso de haber un ganador de visitante, éste recibe tres positivos y el perdedor tres negativos. Pero la situación es asimétrica en caso de empate, porque el visitante obtiene un positivo y el local dos negativos.

Es una metodología útil para “corregir” la tabla de posiciones de un campeonato en el que son relevantes los partidos de locatario y de visitante. Es mucho más relevante en Europa que en Uruguay, donde los equipos grandes muchas veces juegan de visitante en el Centenario. En España desde hace años las tablas de posiciones incluyen una columna con el saldo neto de positivos menos negativos.

En la actual eliminatoria, a diferencia de las anteriores, esto se ha vuelto relevante:

-Primero, porque en cada fecha queda una selección libre y entonces hay un diferente número de partidos jugados, y

-Segundo, porque es diferente la cantidad de partidos jugados como local y como visitante por cada selección.

Al ver la tabla de este modo, no importa si hay diferente cantidad de partidos jugados, porque el que tenga uno menos, en ese partido puede sumar positivos o negativos.


Fuente: Ec. Javier de Haedo

Populares de la sección

Comentarios