Sebastián Coates encendió las alarmas

El zaguero tiene una rotura parcial del bíceps femoral y se espera un diagnóstico final
Sebastián Coates llegó ayer a Montevideo y fue directo al Complejo Uruguay Celeste donde mantuvo una reunión con el entrenador Óscar Washington Tabárez y el jefe de la sanidad celeste, Alberto Pan.

El zaguero nacido en Nacional salió con una molestia muscular en la victoria de Sporting de Lisboa que cerró la temporada en el fútbol de Portugal y Pan se refirió a su situación en conferencia de prensa.

"Sebastián sufrió el fin de semana un dolor en el posterior del muslo derecho que lo obligó a salir del campo. Le realizaremos estudios para tener un diagnóstico más completo de la situación y evaluar que hacer con el futbolista", dijo Pan ante los periodistas presentes.

El responsable de la sanidad celeste agregó: "A partir de las imágenes y de la propia evaluación clínica haremos un planteo referido al tiempo de evolución y al pronóstico a corto plazo. No es una lesión trascendente. El problema que tenemos es que el plazo es muy corto a la hora de formular un pronóstico a corto plazo para el reintegro deportivo. Mañana (hoy) en la tarde haremos un informe completo y a partir de eso se tomarán las resoluciones con respecto a la conducta a tener con el jugador".

Coates, titular en los últimos partidos por las lesiones de Godín y Giménez, era candidato a pelear por un lugar en la zaga para acompañar al capitán y Tabárez confiaba en su presencia, ya que descartó a otros zagueros como Emiliano Velázquez, Gastón Silva o Diego Polenta, ni siquiera reservado en la lista de 35.

"Si hay una lesión que anatómicamente comprometa un volumen mayor de fibras musculares será una lesión más compleja y los tiempos a manejar serán más largos, lo que puede comprometer al futbolista. Si no hay compromiso anatómico muscular, se puede hacer planteos más cortos en cuanto a su recuperación, que sería de 10 a 14 días", cerró el médico celeste.

En la noche del martes se supo que Coates sufrió una lesión de grado 2 en el bíceps femoral, en uno de los músculos isquiotibiales.

Una lesión de grado 2 es un micro desgarro parcial sin rotura fibrilar completa y la sanidad de Uruguay es optimista en que la recuperación no demandará más de 15 días.

En caso de no llegar, Tabárez deberá convocar a otro zaguero descartado de la lista previa de 35.