Se viene la tecnología en la línea de gol

La UEFA confirmó que se implementarán las cámaras en la línea final para evitar polémicas
La tecnología de la línea de gol será utilizada por primera vez en competición europea en las finales de la Liga de Campeones 2016 de Milán y de la Europa League 2016 de Basilea, anunció ayer la UEFA tras la celebración de sus Comité Ejecutivo.

Esta tecnología, que permite determinar si el balón supera totalmente la línea de gol, la adoptó desde 2012 la FIFA y ya se usó en el Mundial de Brasil-2014.

En enero, la UEFA anunció que la usaría en la Eurocopa-2016 de Francia y en la Liga de Campeones a partir de la próxima temporada.

Esta herramienta ya se usa en la Premier League inglesa, el campeonato italiano, la Bundesliga de Alemania y el campeonato francés, pero no se utiliza en el resto de los continentes por el momento.

En enero, con el anuncio de que la tecnología de la línea de gol se usaría en la Eurocopa, que se disputará en Francia entre el 10 de junio y el 10 de julio, y en la próxima edición de la Liga de Campeones, la UEFA afirmó que su intención era implantarla en todas sus competiciones.

Pero, el exsecretario general de la organización Gianni Infantino, ahora presidente de la FIFA, admitió que adaptar todos los campos con la infraestructura necesaria podría suponer un quebradero de cabeza logístico, sobre todo en una competición tan extensa como la Europa League.

Incluso está la cuestión de que no todos los países usan la misma tecnología. Francia usa un sistema distinto al utilizado en Inglaterra, Alemania e Italia.

La UEFA aseguró que, junto con la tecnología de la línea de gol, seguirán usando árbitros asistentes para seguir lo que ocurra en las áreas de penal.

En los Mundiales hubo tres casos emblemáticos. En 1966, Inglaterra se consagró Campeón del Mundo ante Alemania y a Hurst, goleador esa tarde, le validaron un gol cuando la pelota no entró en su totalidad.

El mismo caso ocurrió en el Mundial de México de 1986, cuando España anotó un gol válido ante Brasil y los jueces no lo cobraron. El último caso tiene como protagonista al uruguayo Mauricio Espinosa, quien no convalidó un gol de Frank Lampard en Sudáfrica 2010.

Fuente: El Observador y Agencias Internacionales

Populares de la sección