Se viene la depuración en el fútbol uruguayo

El objetivo es reducir a 14 los equipos de Primera y 10 los de Segunda; el resto pasará a ser amateur

El fútbol uruguayo ha estado muchos años a contramano del mundo. Con clubes que afrontan torneos internacionales saliendo de pretemporadas ante rivales que están en rodaje porque sus torneos locales empiezan mucho antes que la liga uruguaya, todo lo que desemboca en eliminaciones y pérdida de ingresos.

Con jugadores que en plena temporada se quejan de que llevan dos y hasta tres meses sin percibir los salarios. Con la eterna calesita de instituciones que acumulan deudas y logran saldarlas en la hora con la aparición de mecenas o negociando extensiones de derechos de televisión a la desesperada.

Bajo un panorama poco alentador y con problemas que se generan temporada a temporada, los cambios se imponen.

En las últimas horas se terminó de preparar un proyecto que tiende a reducir la cantidad de clubes profesionales, a volver a competir de acuerdo al calendario anual y a instrumentar nuevos torneos con tres ruedas y consagrando a cuatro campeones, porque se mantendrá la importancia de la tabla Anual.

El planteo
Jorge Casales, integrante de la Comisión designada por la AUF para instrumentar los cambios en el fútbol, reveló a El Observador los caminos que se tomarán para desembocar en 2021 con un campeonato de 14 clubes profesionales.

"Primero tenemos que decir que es un planteo que vamos a llevar a los clubes para ver si lo aprueban. Hay cambios medio fuertes, hay un período de transición, es todo gradualmente, y la idea es que solo queden 24 clubes profesionales: 14 en Primera y 10 en Segunda división". En este momento hay 31 equipos compitiendo en ambas divisionales, 16 en la A y 15 en la B. El cambio determina que siete clubes se tengan que bajar a la divisional amateur.

En los primeros días de agosto la comisión presentará su proyecto a los clubes para sondear si tiene aceptación.

La transición
La temporada 2015/2016 se volverá a jugar como la pasada. Pero en 2016 se jugará un torneo Especial durante seis meses a una sola rueda, de manera de volver a jugar en año calendario, tras 10 años de calendario "europeo" que no lograron el objetivo buscado, ya que los jugadores se siguen yendo en el medio de la temporada.

En ese torneo no habrá descenso, y al subir tres de la B, en 2017 la cifra de clubes en primera se elevará a 19. Parece un contrasentido, ya que el objetivo final es bajar clubes, pero la comisión entiende que es necesario un proceso de adaptación, para no empezar a cortar de cuajo la cantidad de instituciones, lo que haría además que políticamente fuera inviable, ya que los clubes no lo votarían.

En 2017 empezará el filtro (ver infografía). Todos los años bajarán más clubes de los que ascenderán para llegar a 14 en 2021. Los ascensos a primera se mantienen en tres.

Liguilla
Otro detalle es que en 2018 se reflotará la Liguilla, reveló Casales. Será un torneo de ocho equipos que clasificará a seis a los torneos internacionales.

"La idea es que de las 52 semanas que tiene el año no bajemos de 40 semanas de competencia. Esa fue la base al armar el proyecto. El primer año que son 17 clubes se va a 44 semanas con las finales", comentó Casales a El Observador.

Otro cambio clave es que en 2017 los clubes deberán adquirir las licencias profesionales exigidas por FIFA para poder competir, lo que puede generar una primera depuración. l

Populares de la sección

Acerca del autor