Se terminó la confianza

Desgaste. Aunque no lo admiten públicamente, el exgerente deportivo y Damiani no atravesaban el mejor momento de la relación entre ambos

Todo ocurrió meses atrás. Osvaldo Giménez no tomó la decisión de un día para otro. Cuando renunció como gerente deportivo de la institución, había pasado mucha agua bajo el puente.

“Osvaldo (Giménez) había perdido la confianza con (el presidente Juan Pedro) Damiani”, dijo una fuente del club a El Observador.

Si bien la relación entre ambos no era mala, tampoco era la mejor por desavenencias obvias entre un cargo y otro que pueden aparecer perfectamente en cualquier club.

“La confianza se perdió hace tiempo y ya no podía tomar resoluciones importantes como en otros tiempos”, agregó la fuente. Eso fue en detrimento de la relación entre ambos y Giménez decidió dar un paso al costado luego de haber llegado a Peñarol en diciembre de 2009.

Hubo muchos aspectos positivos que hizo Giménez desde que llegó al club. Su arribo se produjo en uno de los peores momentos de la institución, y, sin embargo, logró cambiar la pisada con Diego Aguirre, ya que de pique lograron un Campeonato Uruguayo –con un Clausura histórico en el que cosecharon 43 de 45 puntos– y también llegaron al Honroso vicecampeonato de la Copa Santander Libertadores.

Pero también se ocupó de darle de baja a Antonio Pacheco –con el consentimiento de Damiani– y hace un par de meses lo fue a buscar de nuevo.

“A veces Damiani no se da cuenta de esos desgastes que se producen con algunos allegados”, dijo la fuente.

El martes se cumple un mes de otro alejamiento, el de Víctor Púa de las juveniles.

“Osvaldo estuvo a punto de irse al mismo tiempo, pero esperó un  poco más”, agregó la fuente del club.


Populares de la sección

Comentarios