Se terminó el martirio

Peñarol cerró su participación en el certamen continental con empate ante Anzoátegui

El final estaba escrito. Tal vez desde el empate en la primera fecha ante Deportivo Anzoátegui. Porque entonces los jugadores de Peñarol declaraban: “El punto sirve si lo hacemos valer”. Pero nunca lo hicieron. Todo lo que siguió después fue un auténtico martirio para el aurinegro en su pasaje por la Copa Bridgestone Libertadores 2014. El equipo se despidió antes de tiempo de la posibilidad de superar el grupo y ayer –solo por cumplir con el calendario– cerró su participación empatando como local ante el equipo venezolano.

Fue 1-1 en el Centenario. Un resultado histórico. ¿Por qué? Porque nunca antes un equipo venezolano le había ganado un punto a Peñarol en el Centenario por la Copa.

Sí. En 11 partidos previos, Peñarol había ganado los 11 con 45 goles anotados ante equipos venezolanos. El cierre del torneo estuvo entonces acorde a lo que fue la participación de Peñarol en esta edición del certamen.  

Jorge Fossati paró este jueves un equipo alternativo colocando a jugadores que vuelven de lesiones como Sergio Orteman y Pablo Lima con otros que son de los que suman menos minutos en su ciclo como entrenador: Emilio MacEachen, Mauro Fernández, Nicolás Raguso y Gabriel Leyes.

Su esquema de juego habitual (3-4-1-2) sufrió una leve modificación al pasar a atacar con tres delanteros y jugar sin enganche. Sorprendió con Raguso jugando en una punta por delante de Lima que hizo las veces de carrilero.

Y el equipo pisó el acelerador de entrada con Mauro Fernández quedando mano a mano ante el arquero Ruiz que salvó apenas su arco cuando iban solo dos minutos de juego.

Seis minutos más tarde Lima puso uno de esos tiros libres venenosos que propiciaron su llegada al club. El arquero, esta vez flojo de manos, dejó un rebote y Baltasar Silva abrió el marcador.

Albín y Orteman aseguraban desde el medio un buen destino a la pelota, Raguso –aún impreciso en las culminaciones de sus desbordes–y Fernández metieron vértigo por las puntas y la endeble resistencia de los venezolanos hacía presagiar una goleada.

Pero Peñarol se pinchó enseguida. Perdió efectividad en el manejo y el rival se dio cuenta de que cuando superaba la línea media del rival se encontraba con tres defensas, que siempre son pocos para cubrir todo el ancho de la cancha.

Un par de remates de media distancia pusieron a Lerda en estado de alerta.

En el complemento, los venezolanos se fueron animando de a poco. Tomaron el control del balón, se adelantaron en el campo y comenzaron a pisar el área con más peso.

Así llegó el empate a los 65’ en una jugada donde el panameño Edwin Aguilar se filtró por el medio habilitado por Lima desde un costado.

Después, Peñarol ni jugó como para ganar ni apretó a los dientes como para arrinconar a su rival. Y así se cerró una Copa que para los aurinegros fue un auténtico martirio.


La ficha
Peñarol 1-1 Deportivo Anzoátegui
Peñarol: Danilo Lerda, Jonathan Sandoval, Joe Bizera, Emilio MacEachen; Baltasar Silva, Emiliano Albín, Sergio Orteman, Pablo Lima; Mauro Fernández, Gabriel Leyes y Nicolás Raguso. DT: Jorge Fossati
Deportivo Anzoátegui: Richard Ruiz, Pablo Camacho, Diego Arguanaimo, Carlos Lujano, Edgar Mendoza; Robert Hernández, José Moreno, Ricardo Martins, Diego Silva; Edwin Aguilar y Óscar Briceño. DT: Juvencio Betancourt
Cambios en Peñarol: 67' Fabián Estoyanoff x E. Albín, 70' Javier Toledo x G. Leyes y 79' Jonathan Rodríguez x B. Silva
Cambios en Deportivo Anzoátegui: 45' Alejandro Carrera x D. Silva, 80' Luis Castillo x E. Aguilar, 86' Gabriel Boggio x R. Hernández
Estadio: Centenario
Juez: Ricardo Hard (Perú)
Gol: 8' B. Silva (P), 65' E. Aguilar (DA)
Amarillas: Leyes, Silva (P)


Fuente: El Observador

Populares de la sección

Comentarios