Se tapan pero cumplen

Con lo justo. Olivera y Zalayeta aún buscan el balance ideal para destacarse en la ofensiva del equipo, mientras los delanteros de los líderes perciben salarios mucho menores

La inversión principal que hizo el presidente de Peñarol, Juan Pedro Damiani, para encarar este Campeonato Uruguayo tiene nombre y apellido: Juan Manuel Olivera.

En su presentación el pasado 10 de julio, el propio jugador admitió que no se trataba de un ídolo de la institución. Sin embargo, entró fácilmente en sintonía con los hinchas.

Consultado ese día por El Observador acerca de lo que podía ser la dupla con Marcelo Zalayeta y si no se superpondrían en la cancha, Olivera sostuvo: “Hablé con él. Es un jugador bárbaro, que hace fáciles las cosas difíciles. Yo lo veía entrenar con los mayores cuando estaba en juveniles de Danubio. No creo que nos vayamos a superponer en la cancha por nuestro puesto”.

Como estaba en Al Wasl de Emiratos Árabes Unidos, pese a ser el salario más alto que paga Peñarol, hizo un esfuerzo económico, ya que bajó su presupuesto. Fue el gol del período de pases.

A esto hay que sumarle que el club le extendió el contrato a Zalayeta. Fue una doble apuesta fuerte. Muy fuerte.

Sin embargo, la realidad ha demostrado que hasta ahora, ambos delanteros se tapan uno a otro en la cancha. Olivera jugó mucho mejor cuando su compañero no lo hizo por encontrarse suspendido.

Eso no quiere decir que no puedan jugar juntos o que el técnico Jorge Da Silva se equivoque. Lo que también queda claro es que falta quienes los abastezcan mejor de lo mostrado hasta ahora. Claro que así y todo, entre ambos llevan cinco tantos, es decir que pese a esa superposición, cumplen en las redes ajenas.

En lo que va del Apertura, pese a sus goles, por la calificación de 1 a 10 de El Observador, Olivera promedia 5,25 y Zalayeta 5.

Si se los compara, por ejemplo, con los delanteros de los tres punteros del campeonato, en sueldo están muy por encima.

En Nacional, Adrián Luna anotó dos tantos al igual que Gonzalo Bueno, mientras que Alexander Medina hizo uno, es decir, la misma cantidad (5) que los aurinegros.

Pero entre los tres perciben mensualmente el sueldo que cobra Juan Manuel Olivera. Son los titulares del Chavo Díaz en un esquema distinto al aurinegro, ya que los albos juegan con tres puntas.

Mucho más lejos
Los otros dos líderes del Torneo Apertura, Defensor Sporting y El Tanque Sisley, vienen mucho más abajo en materia de lo que abonan a sus jugadores, aunque no es así en la tabla en la que marchan allá arriba.

Defensor tiene un tope en pesos que perciben solo alguno de sus futbolistas más trascendentes.

Si se tienen en cuenta a los cuatro delanteros que han convertido hasta ahora en el certamen –contando a Diego Rolan quien en algún compromiso lo hizo en esa posición, más allá de que arranca normalmente más retrasado en la cancha–, entre él, Ignacio Risso, Álvaro Navarro y Federico Puppo, cobran US$ 13.500, una cifra muy inferior a cualquiera de los dos puntas mirasoles. Pero entre los cuatro ya llevan siete tantos.

Por razones obvias, El Tanque Sisley paga menos aún a sus futbolistas, quienes, no obstante, tienen un premio especial por la cantidad de goles que hagan en el torneo y si llegan a los 20 puntos.

Entre Romário Acuña, Alejandro Mello y Miguel Murillo, perciben US$ 7 mil, y sumados ya llevan cuatro tantos.

Si bien hasta el momento Olivera y Zalayeta –a su manera– han colaborado, todos en Peñarol esperan mucho más de ambos. Un rendimiento más acorde a su nivel. En todo.


Populares de la sección

Comentarios