Se sacan chispas

Sebastian Vettel intentará mañana en Austin coronarse tricampeón mundial, mientras que Fernando Alonso hará todo por impedírselo

La temporada de la Fórmula 1 llega este fin de semana a su penúltima fecha en Estados Unidos con Sebastian Vettel y Fernando Alonso protagonizando una encarnizada lucha por el campeonato mundial.

El primer GP de Estados Unidos desde 2007 se disputará en el nuevo Circuito de las Américas, construido cerca de Austin, Texas. Ambos pilotos practicaron en simuladores y lo recorrieron caminando o en bicicleta, pero todavía no saben lo que es estar detrás de un volante en la pista.

Vettel y Alonso han dicho que la pista es de 20 curvas, y que tiene un montículo de unos 40,5 metros en la primera curva. Que luce interesante y retador.

El piloto alemán de Red Bull tiene 10 puntos de ventaja sobre Alonso al llegar a Austin, la penúltima carrera de la temporada.

“Si haces todo perfectamente, tienes oportunidades”, comentó Alonso el jueves. “Si cometes un error, la pierdes”.

Si el campeonato no se decide este domingo, cuando solo Vettel se puede coronar, se definirá en la última carrera del año, la próxima semana en San Pablo.

Vettel calificó el circuito como “interesante”, pero enfatizó que “lo más importante son las sensaciones adentro del vehículo”.

A sacar la calculadora
Como Vettel lleva diez puntos de ventaja sobre Alonso, es el alemán quién puede coronarse campeón este domingo.

Para eso necesita sacarle al español una ventaja que sea indescontable en San Pablo.

En números, esto significa 25 puntos, que es lo máximo que en un Gran Premio un piloto le puede sacar a otro. Esto se da si uno gana y el otro no puntúa: es decir, si no entra entre los diez o abandona.

Si Vettel gana y Alonso es quinto o entra más abajo alcanzará su tricampeonato. 

Vettel también lograría una ventaja decisiva si es tercero y Alonso no suma: los separarían 25 puntos y si el español lo iguala en Brasil se define por mayor cantidad de GP ganados, y en ese rubro el germano lo aventaja en cinco a tres.

Los cálculos especulativos son muy amplios. Pero con la clasificatoria de este sábado se empezarán a despejar las dudas.


Fuente: El Observador

Populares de la sección

Comentarios