Se queja que lo acusan de "monstruo" por colgarse de un auto para ir más rápido

El ciclista italiano Vincenzo Nibali admitió que se "ha equivocado y ha pagado" por su error en la vuelta a España
El ciclista italiano Vincenzo Nibali admitió que se "ha equivocado y ha pagado" por su error en la Vuelta de España por la que fue expulsado el pasado domingo en la segunda etapa del campeonato, pero critica que por ello le hagan pasar por "un monstruo".

"Hay algunos que me han hecho pasar por un monstruo y eso no me parece bien. He cometido un error, y punto", explicó Nibali en una entrevista publicada hoy por diario deportivo italiano "La Gazzetta dello Sport".

El "tiburón de Messina" se enganchó al coche de su equipo tras haber sufrido un accidente durante la etapa con la intención de alcanzar el pelotón, y por esa acción los comisarios de la carrera decidieron la expulsión.

Nibali se defiende al asegurar que no es la primera vez que pasa.

"Negar el hecho de que engancharse a un coche para reincorporarse a la carrera después de sufrir una caída o un accidente no es común es decir una mentira. Una hipocresía", aseguró.

El ciclista italiano se quejó por sentirse el blanco de muchas acusaciones, y consideró posible que sea también por el equipo con el que corre, el Astana.

"A lo mejor contra mí hay una especie de fijación por el equipo que represento. Hay muchos que no ven con buenos ojos al Astana", declaró al diario italiano.

Admitió también que ha recibido también "muchos mensajes de apoyo y frases de consuelo", entre ellas las del ciclista italiano Ivan Basso.

Preguntado por sus próximos proyectos, Nibali aseguró que "a partir de mañana pasa página", y expresó su deseo de volver a las competiciones.

"Querría volver a correr, a lo mejor el domingo en Plouay (Gran Premio de Plouay), pero necesito que la UCI y los organizadores de la Vuelta me den el ok", explicó y aseguró que el director de la carreras española, Javier Guillén, ya ha dicho que por él no hay problema.

Fuente: EFE