Se levanta el telón del show

Mañana en Australia comienza la categoría reina del motor; Mercedes es otra vez favorito

La escudería Mercedes, vigente campeona de constructores, parece estar en condiciones de comenzar la nueva temporada a partir de mañana en el Gran Premio de Australia, donde la escudería germana dominó los entrenamientos.

La fortaleza de Mercedes de cara a una nueva temporada disparó la interrogante: ¿Quién será capaz de plantarse ante el equipo alemán?

En primera plana se sitúa Ferrari, con la llegada de Sebastian Vettel y Kimi Raikkönen.
Otro tándem formado por campeones del mundo, el de Fernando Alonso (ausente en Australia) y Jenson Button en McLaren-Honda experimentará un duro comienzo de año ya que el motor japonés no está listo.

En Red Bull, con motor Renault, todo se centra en el australiano Daniel Ricciardo, ganador de tres carreras el año pasado. Ricciardo tiene un nuevo rol protagonista, pero no pierde la sonrisa.

Para acabar con la lista al podio, hay que mencionar a los otros tres candidatos, todos con propulsor híbrido de Mercedes: Williams y Lotus. Además de un buen motor, cuentan con al menos un gran piloto (Bottas, Grosjean, Hülkenberg) capaz de aprovechar las situacion si hay complicaciones delante. Tal vez sea el domingo en Melbourne.

Sin embargo, la Fórmula Uno deberá luchar ante los fantasmas de quiebra que se presentaron en 2014. En ese sentido, hay cinco escuderías (Lotus, Force India, Sauber, Toro Rosso y Manor Marussia) cuyo objetivo será subsistir.

Uno de esos equipos es Manor Marussia, que experimentó lo mejor y lo peor en 2014: dos puntos históricos en Mónaco, el brutal accidente de Jules Bianchi, que permanece en coma, en Suzuka y después la quiebra.

La escudería tuvo que ser rescatada este año para poder competir por el empresario británico Stephen Fitzpatrick, fundador de la compañía energética OVO y exdirector general de la cadena de supermercados Sainsbury’s.


Populares de la sección

Comentarios