Se juegan por la paz

Carlos Valderrama encabeza una movida de personalidades por el acuerdo de paz con las FARC
Famosos deportistas e intelectuales de Colombia, como el exfutbolista Carlos Valderrama o el caricaturista Vladdo, apoyaron el Sí al acuerdo de paz con la guerrilla FARC.

Sumándose a la campaña por el "Sí" en el plebiscito del 2 de octubre, en el que los ciudadanos deberán refrendar el pacto que alcanzaron el gobierno de Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas de Colombia (FARC, marxistas), Valderrama explicó las bondades del acuerdo (ver página 22 del diario).

"Yo tengo 50 años, 50 años de guerra. ¿Qué quiero yo? Que mis hijos y mis nietos vivan en paz, y yo (también) los últimos años de mi vida. Entonces, invito a la gente para que se involucre y diga el 'Sí'", dijo el símbolo del fútbol cafetero, motor principal en la campaña por su carisma e idolatría en todos los estamentos.

"Nunca habíamos estado tan cerca, yo pienso que es el momento, estamos cerca de conseguir la paz, pero todo depende de nosotros, los colombianos", añadió el astro del fútbol retirado en el año 2002 jugando para Colorado Rapids. Junto a Valderrama se hizo presente también el boxeador Yuberjen Martínez, ganador de la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Río 2016, ratificando que el deporte será uno de los ejes centrales de la campaña.

"Me uno a esta campaña de votar por el Sí porque he vivido la guerra, el lugar de donde vengo ha existido mucha guerra y, de verdad, no quisiera que esto pasara con los niños, con los muchachos que vienen detrás de mí", dijo Martínez, proveniente de la caribeña localidad de Turbo, en el departamento de Antioquia, uno de los lugares más golpeados por la violencia del conflicto bélico.
El presidente Santos y el jefe máximo de las FARC, Timoleón Jiménez, "Timochenko", firmarán el 26 de septiembre el acuerdo de paz, que sellaron el 24 de agosto tras casi cuatro años de negociaciones en Cuba y que para ser efectivo deberá ser aprobado por los colombianos el 2 de octubre.

El propio presidente de Colombia y el cantante Carlos Vives participaron la semana pasada de un Partido de Fútbol por la Paz en la ciudad caribeña de Santa Marta, donde también estuvo el exjugador Carlos "Pibe" Valderrama, oriundo de ese distrito.

En el fútbol, como espacio cultural y popular por excelencia, Santos encontró un resorte perfecto para hacer llegar el mensaje y la población se familiarizó aún más con la identificación de sus ídolos deportivos.

Santos, en la recta final de un proceso de paz con la guerrilla FARC, alzada contra el Estado desde 1964, dio el saque de honor del juego organizado por Vives en el barrio Pescaíto de Santa Marta, ciudad natal también del artista.

En su cuenta en Twitter, Santos publicó más tarde un video en el que se lo ve pateando el balón con Vives, a quien agradeció "por creer" en la paz de Colombia.

En las imágenes, un sonriente Vives dice: "¿Como no apoyar el esfuerzo que hace nuestro país para encontrarla? (...) La paz sea con todos".

El gobierno de Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, comunistas) negocian desde noviembre de 2012 en Cuba –donde también participó el expresidente uruguayo José Mujica– el fin de un conflicto armado de medio siglo, en el que también han participado otras guerrillas, grupos paramilitares y fuerzas estatales, con saldo de 260 mil muertos y 6,9 millones desplazados.

Mundial custodiado

Desde el 10 de setiembre y hasta el 1 de octubre se está llevando a cabo en Colombia el Mundial de Fútbol Sala en tres ciudades.

El evento fue considerado neurálgico en la planificación de seguridad del gobierno como muestra del proceso de paz vigente.

El operativo de seguridad incluye a más de 2.000 hombres y mujeres de la Policía colombiana, apoyados por personal de inteligencia de Ameripol e Interpol.

"La Policía Nacional despliega todos los esfuerzos estratégicos, técnicos y tácticos en temas de seguridad y convivencia ciudadana que permiten garantizar el desarrollo del Mundial de Fútsal Colombia 2016, que se llevará a cabo en Medellín, Cali y Bucaramanga", afirmó la institución en un comunicado.

Las autoridades ofrecen a los asistentes nacionales e internacionales que disfrutan del campeonato mundial "la tranquilidad y la certeza de contar con una Policía Nacional comprometida con eventos de trascendencia internacional", agregó la información.

Cali, Medellín y Bucaramanga, las ciudades sedes, reciben a las 23 selecciones que participan del certamen mundialista que tiene a Brasil como actual campeón.

Según la Policía, al menos 2.000 turistas asistirán a la totalidad del evento deportivo, "para lo cual se desplegan todos los esfuerzos institucionales como seguridad aérea, circuitos de monitoreo de vídeo, vehículos y personal capacitado para brindar seguridad en aeropuertos, hoteles, escenarios deportivos y campos de entrenamiento".

Colombia está cerca de dar un paso clave en el proceso de paz y el deporte tiene mucho que ver.

Fuente: El Observador y Agencias Internacionales

Populares de la sección