Se fueron con toda la bronca

Los jugadores y el cuerpo técnico de Peñarol admitieron que jugaron mejor que su rival y que debieron llevarse la victoria; por eso, pese a mantener la diferencia de cuatro puntos con Nacional en la tabla, no se fueron conformes luego del partido

No eran caras de alegría. Por más que íntimamente todos saben que mantienen la diferencia con el rival de siempre, por más que este puntito puede dar un título, la bronca se trasuntaba en los rostros de los jugadores de Peñarol al llegar al vestuario y también en el entrenador Jorge Da Silva.

Sinceramente, parecía una imagen de derrota. Se asemejaba a un equipo demolido desde lo anímico.

Quizás el resumen de todo fueron las palabras del capitán Darío Rodríguez. “Nos vamos tranquilos, no contentos”.

O por qué no, en las declaraciones del propio Polilla: “Nos quedamos con bronca porque no ganamos, ya que fuimos más”.

De todas formas, el Polilla desgranó el partido y admitió que su equipo jugó mucho mejor.

“Si el primer tiempo terminábamos dos o tres goles arriba, estaba bien. El equipo salió con mucha agresividad y acumuló situaciones. Nacional no nos llegó en 45 minutos”, indicó el DT.

Y subrayó: “Nacional prácticamente no nos llegó. En el segundo tiempo, tuvieron más la pelota, pero salvo la pelota que perdió Lerda, tuvieron muy pocas chances”.

Da Silva dijo que “el punto no termina siendo malo en cuanto a resultado, pero no nos deja felices porque queríamos ganar e hicimos los méritos como para ganar”.

Respecto a por qué se bajó la dinámica en el complemento, sostuvo que “es muy difícil mantener el ritmo de los primeros 45 minutos y ya no tuvimos el manejo de pelota y la presión de esa primera parte, pero lo único que nos faltó fue la contundencia que teníamos siempre. El rendimiento futbolístico me tiene muy tranquilo, al contrario. Peñarol demostró que tiene muy buenos jugadores, que es duro, y dependemos de nosotros por el gran objetivo que es ser campeones”.

Indicó a su vez que solo hizo un cambio porque “estaba muy conforme con el rendimiento del equipo y por eso hice una sola variante. Recompusimos la media cancha con el ingreso de Torres”.

Consultado con respecto a que otra vez no pudo ganarle a Nacional, expresó: “Llevo ocho meses en Peñarol y analizo este trabajo. Y en los dos clásicos que dirigí, fuimos muy superiores. Peñarol nunca especuló”.

“Nos beneficia a nosotros”
El lateral Alejandro González explicó que “básicamente, con más jugadas de gol, merecíamos haber ganado porque fuimos superiores. Más allá de que había que ganar, era un partido que no se podía perder. Seguimos dependiendo de nosotros. Por diferentes motivos, más allá de que no ganamos, el que se ve beneficiado con este empate fue Peñarol”.

“No pudimos jugar igual el segundo tiempo porque Nacional también tiene un montón de armas con las que salió a jugar viendo cómo fue el primer tiempo. Del otro lado había un montón de jugadores con muchísima clase, por eso hay que respetar al rival, más allá de que nosotros llegábamos en un mejor momento. Cuando cerremos cuentas al final de temporada, si todo sale bien, este punto nos va a acercar al título”, dijo.

Por su parte, Damián Macaluso indicó que “fue un partido que podíamos haber ganado por las situaciones de gol. No tuvimos la fortuna de hacerlo, pero hay que seguir. Queríamos ganarlo, pero dentro de todo, se rescató un punto”.

Darío Rodríguez expresó que “nuestra forma de jugar es tomar riesgo y así comenzamos el partido. Pero más allá de eso, en ningún momento pensé que lo teníamos ganado ni mucho menos”.

Desde ese punto de vista, aclaró que “en estos partidos así nos ha tocado llegar de banca o de punto, pero todo se resolvió dentro de la cancha. En este grupo nuevo, había varios debutantes, y si bien no es el resultado que veníamos a buscar, nos vamos tranquilos porque mantenemos la diferencia con el tradicional adversario y estamos ‘ahí’ en la definición del campeonato”.

Acerca del supuesto favoritismo aurinegro, Darío sostuvo: “No es que fuéramos favoritos, era un tema que tocó la prensa. Porque cinco fechas atrás no entrábamos en la pelea para esa misma gente; no podíamos entrar en esa de que éramos los favoritos”.

Darío tiene razón. Pero también tiene muy claro que el hincha de Peñarol espera un triunfo desde hace ya siete clásicos.

Por eso es bueno separar los tantos. El equipo del Polilla Da Silva se encamina –ahora como nunca– al título del Apertura. Pero otra vez se perdió una oportunidad de ganarle a Nacional.


Populares de la sección

Comentarios