Se fueron 112 uruguayos en 2012

Como nunca en las últimas temporadas, en el pasado período de pases se fue una cantidad récord de futbolistas uruguayos a distintos clubes del exterior, 20,4% más que en 2011, que había sido el mejor hasta ahora

El período de pases que terminó hace poco fue, sin dudas, el mejor de las últimas temporadas, y se puede tildar como el año de la emigración de futbolistas uruguayos a distintos clubes del exterior.

Es que esta vez fueron 112 los jugadores de este país que se fueron a diferentes mercados del extranjero, 20,4% más que en 2011, que había sido un año espectacular en ese rubro.

Hasta ahora, la mejor temporada había sido la de 2007, cuando a mitad de año se habían ido 103 futbolistas.

De allí en adelante, durante las siguientes tres temporadas, el hecho de colocar futbolistas de clubes uruguayos en el extranjero bajó sucesivamente desde 2008 a 2010 inclusive.

Sin embargo, en 2011 hubo un repunte significativo en ese aspecto. 

El Tanque Sisley fue el equipo uruguayo que más jugadores colocó en el exterior, ya que se le fueron ocho, seguido por Rampla Juniors, con siete.

Sin embargo, el que nuevamente vendió mejor en términos económicos –tal como aconteció el año pasado– fue Nacional.


La transferencia más importante registrada desde Uruguay en este período europeo fue el de Alexis Rolín a Catania de Italia.

Por ese pase, Nacional recibirá US$ 3.200.000 por el zaguero que participó con la celeste en los Juegos Olímpicos de Londres. Asimismo, los tricolores lograron colocar a Mathías Abero en Bologna de Italia por US$ 900.000.

Peñarol, en tanto, no vendió tan bien, ya que emigró Emilio MacEachen a Parma, por el cual recibió US$ 800.000, en tanto que por el lateral Emiliano Albín a Boca Juniors, percibió apenas US$ 250.000.

En esta oportunidad, varios clubes del interior del país también colocaron futbolistas en el exterior. Si bien normalmente hay poco más de media decena, en esta ocasión fueron varios más los que se sumaron.

Europa cada vez más difícil
Si bien los números en materia de transferencias a mitad de esta temporada fueron récord, la realidad indica que a los jugadores uruguayos no les resulta sencillo acceder a ciertos mercados.

Un ejemplo claro es Europa, hacia donde parece cada vez más complicado poder emigrar.

En 2010 se habían ido solamente 15 jugados y el año pasado fueron 36 los uruguayos que probaron suerte en el viejo continente.

En 2012, la cifra se situó en 19, apenas 17% del total de los que se fueron. A diferencia de otras temporadas, esta vez se colocaron más jugadores uruguayos en Italia que en España.

Siete futbolistas de estas tierras se fueron al calcio, una cifra superior a 2009 y 2010 (5 por cada año) y tres el año pasado.

Lo que bajó considerablemente fue el mercado español. Mientras que en 2009 se habían ido ocho uruguayos, en 2010 solo cuatro y 11 en 2011; esta vez se fueron solo dos y ninguno de ellos a la Primera división.

Obviamente que la crisis económica que atraviesa España jugó en contra, más allá de que sigue siendo la llamada “Liga de las Estrellas” y que en ella se mantienen sueldos casi obscenos como los de Lionel Messi y Cristiano Ronaldo, solo por citar un par de ejemplos.

Un tercio a Argentina
Como sucede año tras año, Argentina es el país al que se marchan más compatriotas.

Por supuesto que no todos (en realidad, la minoría) van a jugar a equipos de Primera división –más allá de que en el actual Torneo Inicial hay un récord de uruguayos, ya que llegan a 25–. Sin embargo, esta vez se fueron 37 jugadores, casi un tercio del total, 12 más que en 2011.

El período de pases que cerró hace poco tiempo terminó en récord para el fútbol uruguayo. Pese a contar con una liga de escaso nivel y de tener clubes muy pobres, este sigue siendo un mercado atractivo para el mundo que rodea a este deporte.

Uruguay despierta interés y todo indica que la sangría va a continuar.


Populares de la sección

Comentarios