Se cumplen 40 años del clásico del 5 a 1

El 28 de enero de 1976 Julio César Giménez le hizo tres goles a Nacional en 17 minutos
Por mucho tiempo fue la goleada más amplia de Peñarol contra Nacional, hasta que en 2014 el 5-0 pasó a la cima. No llegó al 6-0 de Nacional en 1941, pero para Peñarol aquella noche del 28 de marzo de 1976 quedará para siempre entre las mayores glorias del club.

Aquel noche, de la que este jueves se cumplen 40 años, se disputaba el clásico de la Liguilla y después de 30 minutos parejos comenzó un partido distinto, en el que los dirigidos entonces por el Pepe
Schiaffino golearon 5-1 al rival de toda la vida y luego dieron la vuelta olímpica en una noche soñada de Julio César Giménez, quien anotó los últimos tres goles, todos ellos en el arco de la Colombes.

El primer tiempo terminó 2-0 con goles de Norberto Galilea y Fernando Morena. Pero ni bien comenzó el segundo, Miguel Caillava, un fenómeno con la pelota, descontó para Nacional.

Parecía que el equipo que dirigía entonces Juan Ricardo Faccio se acercaba al empate, pero en los papeles, eso finalmente estuvo lejos.

El tema fue que Giménez sacó a relucir toda la magia. Primero con un tremendo balazo de afuera del área. Luego con otro gol con su sello, y para rubricar, se mandó una jugada de lujo jopeándosela a Raúl Möller y dejando sentado al arquero tricolor, Nilson Bertinat, para entrar casi con la pelota al arco. Tres goles en un clásico en 17 minutos en épocas que quien convertía un hat trick no se llevaba la pelota.

Referí lo contactó telefónicamente en Ramos Mejía, Buenos Aires, donde vive desde hace 38 años.

"En Uruguay fue lo mejor que me pasó. Hacer tres goles en un clásico y dar la vuelta con un estadio repleto, fue impresionante. Yo estaba lesionado en un tobillo y ya se habían hecho los dos cambios (en aquella época no había tres), entonces Fernando (Morena) me dijo: 'Quedate arriba que yo bajo un poco'. Le hice un sombrero a Möller y me fui amagando hasta el arco. Amagué a patearle a la izquierda a Bertinat, se tiró y medio que entré con pelota y todo al arco. Incluso le metí un codazo a Pizzani porque casi me saca el gol", indicó el exfutbolista quien hoy, con 61 años, es técnico de un club privado "tipo la Liga Universitaria de Uruguay".

"Giménez fue notable aquella noche. Marcó la diferencia. No me puedo olvidar más", añadió Uruguay Píriz, quien jugó como lateral por izquierda.

Píriz fue importante porque además de marcar bien, recibió una fuerte falta de José María Muniz quien se fue expulsado. "Es lo más lindo que me pasó en el fútbol porque además, dimos la vuelta".

El Indio Walter Olivera también se acuerda. "Giménez jugó un partido maravilloso y el equipo también, porque no es común hacer cinco goles en un clásico. Tenía un dribbling cortito que era inmarcable", expresó a Referí.

"¡Ya pasaron 40 años! ¡No puede ser!", repetía Giménez del otro lado del teléfono. Y recordó una anécdota que tiene que ver con el partido.

"En 2001-02 trabajé en las inferiores de Peñarol. Entrenábamos en Santa Rita y me tomé un taxi. El tachero tenía cara de pocos amigos, parecía enojado con la vida. Cuando estábamos llegando me preguntó si tenía algún hijo entrenando allí y le dije que dirigía. Me preguntó el nombre y cuando se lo dije, clavó el freno y me dijo: 'Mirame bien. ¿Te acordás de mí?' Pensé en alguien del barrio de mi infancia, pero no. '¡Vos me gritaste el gol del 5-1. Yo estaba en el talud!', me contestó. A veces no le damos valor a esas cosas. ¡El tipo se acordaba 25 años después y le cambió la cara! Fue muy fuerte cómo le cambió el ánimo".

Uruguay Píriz recordó al Pepe Schiaffino. "Era sensacional. Ganó el clásico en la planificación y por su experiencia". El Indio Olivera coincide: "Le gustaba trabajar tácticamente y jugar como lo había hecho él, o sea, muy bien. Él me bancó durante mucho tiempo con lesiones, por eso le estoy muy agradecido".

En tanto, Giménez dice: "Me gustaba el trato que tenía con el jugador. Era un señor. El Hugo (Bagnulo) era un poco más prepotente, que era lo que se usaba en la época. Yo era morfón con la pelota. Vos ves hoy a Messi que es comilón, pero la pasa. Nosotros no. Nunca nos enseñaron. A Fernando (Morena) un día le pedí perdón con el paso del tiempo: 'Vos deberías haber hecho 300 goles más de los que hiciste y fue así por culpa mía. Yo desbordaba y no tiraba el centro".

No todos lo recuerdan así. "Jugábamos para Fernando (Morena) porque era el que hacía siempre los goles", cuenta Uruguay Píriz.

El Indio Olivera sostiene que en el fútbol de antes "no se hablaba tanto, no se protestaba, no se pedía amarilla para el rival. Al revés: te daba vergüenza cuando te caías. Ahora no. Se caen y hacen una bulla bárbara para que el juez 'compre'".

Se viene la inauguración del estadio de Peñarol. Consultado por Referí acerca de si cree que lo invitarán, Giménez dijo: "Creo que me tendrían que invitar. Jugué muchos años, pero no sé qué puede pasar".

Pasaron 40 años y aquel clásico quedó en la historia. Peñarol goleó, dio la vuelta y se llevó la Liguilla. En enero, fue una noche de Julio. l

La ficha

Peñarol 5
Walter Corbo
Mario González
Walter Olivera
Gustavo Faral
Uruguay Píriz
Nelson Acosta
Julio C. Giménez
Ramón Silva
José Cruz
Fernando Morena
Norberto Galilea
DT Juan Alberto Schiaffino
Nacional 1
Nilson Bertinat
Adán Machado
Raúl Möller
Alfredo De los Santos
Miguel Ángel Piazza
Darío Pereyra
Nito De Lima
Miguel Caillava
José María Muniz
Hebert Revetria
Ricardo Pagola
DT Juan Ricardo Faccio
Cambios en Peñarol: 45' Laddy Pizzani x Cruz y 69' Mario Zoryez x M. González
Cambios en Nacional: 68' Martín Taborda x Pagola y 76' Héctor Techera x Caillava
Cancha: Estadio Centenario
Público: 67.239
Juez: Ramón Barreto
Goles: 32' Galilea (P), 43' Morena (P), 47' Caillava (N) y 62', 67' y 79' Giménez (P)
Expulsados: 56'Muniz (N) y 84'Galilea (P)

Populares de la sección

Acerca del autor