Se cayó de una ola gigante y se salvó de milagro

Tom Dosland sufrió uno de los accidentes más impresionantes que se recuerden en el surf
Se llama Tom Dosland, es estadounidense y protagonizó uno de los accidentes más espectaculares del surf en los últimos tiempos. El 27 de enero estaba surfeando en Maui, Hawaii, cuando cayó de una ola gigante.

"Fue un golpe brutal, como ser protagonista de un accidente de auto", dijo a la revista Surfer Mag, y agregó que quedó ciego por algunos segundos debido a la cantidad de espuma que le cayó en la cara.

"Fue una caída libre por algunos segundos, como si saltara por una colina. Caí de cara y luego fue como un accidente de auto", contó.

Increíblemente salió ileso, aunque la tabla se destruyó.