Se amiga con la pelota

En el amistoso la celeste mostró una renovada intención de tenencia de pelota; según Tabárez empezará a hacerse más común, aunque sin abandonar la vieja escuela

La goleada 5-1 de Uruguay ante Guatemala permitirá irse mañana a la Copa América con una sonrisa. Sí, es cierto que el rival no mostró demasiado, que es de un tercer nivel mundial, y que el DT no se fue conforme con algunas desatenciones defensivas. Sin embargo, la nueva celeste, en plena renovación, mostró algunas novedades interesantes, que habrá que ver si repite en el torneo continental.

"Nosotros no queremos llegar al arco dando mil pases, no lo sentimos, aunque respetamos a los equipos que lo hacen. Pero hemos trabajado mucho en estos días en esquemas tendientes a romper hacia adelante en velocidad, partiendo de una posesión de la pelota. De entenderse. Sobre todo el que está delante de la línea de la pelota, saber cuando viene, y no quedarse parado si no se la dan, puede marcar un movimiento y capaz hay entendimiento con el lanzador". La frase, contundente, la dijo Tabárez el sábado tras el partido, en entrevista con VTV.

Se trata de toda una novedad para un DT y un equipo construido a partir de la fortaleza. Lo reconoció en muchas ocasiones Tabárez: el esquema hasta ahora se construía de atrás para adelante, y el objetivo era dejar en buena posición a un fuera de serie como Suárez para que intentara el uno contra uno.

Ahora empieza a vislumbrarse otra cosa. De nuevo, es cierto que el rival daba franquicias, pero eso no siempre se traduce en un equipo que vaya hacia adelante y que busque crear. A no confundirse, Uruguay no se transformó de la noche a la mañana en Barcelona, y como dice Tabárez, no va a hacer mil pases. Pero sí hay intenciones de tenerla un poco más y de crear circuitos futbolísticos, de marcar pases al vacío, de arrastrar marcas. De que los volantes hagan trabajo de lanzadores, pero que también se encuentren para tocar con los delanteros.

Capacidad física

Para Tabárez el cambio es posible porque empiezan a aparecer jugadores con otras características: buen pie, pero además algo que lo desvela, el desdoble físico. "Tenemos jugadores para eso, que además de tener condiciones tienen despliegue físico, como Rolan, Abel Hernández, Cebolla, Cavani, mismo Stuani que es un jugador rápido. Ni que hablar Jonathan Rodríguez, otro jugador que todavía necesita lo que da trabajar a cierto nivel de exigencia. Usted me dirá que estoy loco pero lo ví más rápido. Todos vienen evolucionados por estar en medios importantes".

Tabárez, cauteloso, sabe que no hará eso ante cada rival, y que recurrirá al viejo esquema cuando sea necesario: "Depende del rival, quizás hay partidos que el equipo necesite mas de una propuesta y que en otro se tenga que centrar en limitar el poderío del rival".

Curiosamente, a Uruguay el sábado le salió lo que siempre le cuesta un poco más, pero no fue tan firme en su habitual fortaleza: la defensa: "Tuvimos más orden defensivo en el segundo tiempo. Hay cosas que hay que seguir viendo, hacemos todo a partir de orden defensivo muy estable y en el primer tiempo no lo ví tanto. En el segundo tiempo sí, y eso nos permitió conseguir más la pelota, hacer más ataques en poco tiempo y con mucha velocidad, y conseguimos muchos goles".

La tarea será entonces será corregir esos detalles, aunque con una nueva visión macro. "Salió lo que queremos en trato de pelota y intensidad, pero el orden defensivo que no me dejoó conforme La idea jugar con mucha velocidad en ataque nos llevo a apresuramiento."

Parte de ese desorden se dio cuando Nicolás Lodeiro, jugando como doble cinco, se desprendió en ataque y generó algún hueco. "Es un jugador muy pasional, gusta del esfuerzo físico, de estar en la generación del futbol, no escatima esfuerzos, y eso hace que haya más espacios. Pero estaba previsto. Le pedimos que el adelantamiento fuera solo con pelota, de manera de tocar e ir a buscar evolución, pero no le pedimos la función de romper sin pelota, como le pedimos a otros. Tiene un despliegue físico que lo hace aprovechable para ciertos partidos en donde los dos aspectos se pueden llevar a la práctica sin necesidad de resentir al equipo".