Se agranda la crisis: suspendido el fútbol por tiempo indeterminado

Tras el anuncio del gobierno de no poner policía en partidos de alto riego, el fútbol decidió suspender el arranque del torneo sin fecha de inicio


El fútbol uruguayo decidió jugar una carta fuerte en el conflicto con el gobierno por la seguridad en los estadios: suspendió por tiempo indeterminado el inicio de las actividad del Campeonato Uruguayo Especial previsto para el 6 de agosto. O sea: no habrá fútbol hasta llegar a una solución definitiva con el gobierno.

Además, la Asamblea de Clubes reunida ayer se declaró en sesión permanente mientras se encuentra una solución, y en principio se volverá a reunir el próximo lunes.

En la asamblea, los clubes escucharon al Consejo de Neutrales, que los informó sobre lo actuado en las últimas horas. Todos tenían clara la conferencia del jueves, en la que el gobierno trancó duro con y acusó al fútbol de no cumplir con los compromisos asumidos, además de dejar claro que sin cámaras de seguridad no prestará servicios de seguridad en los partidos de alto riesgo, lo que en la práctica es una prohibición de que esos encuentros se puedan disputar.

Lo que quedaba por informar fueron los pasos posteriores que tomó la AUF, en una reunión que mantuvo ayer el presidente de la AUF Wilmar Valdez con el ministro del Interior Eduardo Bonomi y el subsecretario Jorge Vázquez, en donde le plantearon escenarios alternativos ante la crisis económica que padece el organismo rector del fútbol debido a la falta de cobro de los derechos de TV de las Eliminatorias para el mercado externo. Valdez propuso a los jerarcas del Interior arrendar cámaras que utiliza la red de cobranzas Abitab en sus locales, y que tienen conexión con el Ministerio del Interior (ver página 5), aunque no fue aceptado.

Además, Valdez planteó que hará gestiones ante el presidente de FIFA Gianni Infantino, para lograr ayuda económica del organismo que permite una rápida compra de las cámaras pedidas por el gobierno y así poder arrancar la actividad. Sería un préstamo que la AUF iría devolviendo en los próximos meses.

La FIFA aprobó en las últimas semanas otros fondos para la AUF, pero se entienden que son para desarrollo y que no sería bueno cambiarlos de destino.

Sin embargo, la reunión de Valdez con Infantino será recién el 3 de agosto, tres días antes del inicio previsto para el fútbol, lo que no da margen de maniobra.

Con la suspensión, Valdez y el Ejecutivo ganan margen de maniobra para negociar con FIFA, con el gobierno y seguir buscando soluciones alternativas, sin la presión cercana del inicio del campeonato.

Una de las soluciones inmediatas sería instalar el sistema de identificación en el Centenario, y jugar los partidos de alto riesgo allí.

Presión al gobierno
Pero además, en esta batalla estratégica con el gobierno, el fútbol también apunta a tirarle presión a las autoridades nacionales. El razonamiento podría resumirse de la siguiente manera: "estamos buscando todas las soluciones, y si la actividad no comienza no es culpa del fútbol sino del gobierno".

La posición de la AUF y los clubes también tiene el respaldo de la Integremial del fútbol, la unión de todos los gremios de la actividad (jugadores, entrenadores, jueces y personal de recaudación), que se reunieron ayer con Valdez en la Mutual de Futbolistas.

La suspensión por tiempo indefinido tiene dos lecturas: por un lado lo "pesado" de no saber cuando arranca el fútbol, pero a su vez da la suficiente cintura para arrancar de inmediato una vez que se llegue a un acuerdo con el gobierno.

"Arrancar y no dar solución al tema es una irresponsabilidad de nuestra parte. Tenemos tiempos muy escasos, porque la inversión lleva soluciones de financiamientos que no se consiguen de hoy para mañana, y que además ya hemos buscado y no hemos encontrado", dijo Valdez, que agregó: "La reunión con el presidente de FIFA es una de las tantas posibilidades. No es jugar un campeonato o un partido, lo que está en juego es la fuente laboral que se brinda a muchas familias".

Habrá que esperar como sigue esta pulseada, y quien cede en una crisis que por ahora, tiene a la pelota sin rodar.

Las polémicas cámaras de 2010

El ministro del Interior Eduardo Bonomi volvió a destinar críticas al fútbol. "Estamos convencidos que lo que se ha venido haciendo es poner parches que no solucionan el problemas. El presidente de la AUF ha dicho que él no sabe de seguridad, que la seguridad ase debe hacer cargo la Policía. Para hacerse cargo de la seguridad la Policía dice que hay que poner cámaras. Entonces que no digan esa no es la solución".
Además el ministro Bonomi habló de un punto por el cual el gobierno ha sido criticado: en 2010 exigió cámaras de seguridad, que la AUF compró, pero pronto expresó que no servían porque no archivaban la información.
"Hay una confusión grande. No es en las cámaras el problema sino en el software. Las del Centenario son muy buenas y las del Parque Central también. Pero si no tienen el software no tenemos ninguna de las dos cosas, dijo el ministro.

La lista de partidos

La asamblea de clubes también aprobó los 3 puntos en el ayer en general el nuevo protocolo de seguridad de la AUF, y un código sancionatorio más duro, buscando otra forma de contener a los violentos. Además, la AUF elaboró una lista de 20 partidos considerados "de alto riesgo", en los que asegura que es indispensable la presencia de guardia policial, como mínimo, en el perímetro del campo. Esa lista abarca los partidos entre Peñarol, Nacional, Cerro y Danubio, pero también otros entre equipos chicos, como River-Wanderers, y Villa Española-Rampla, entre otros.

Los partidos de alto riesgo

Peñarol-Cerro,Defensor-Nacional, Peñarol-Nacional, Defensor-Peñarol, Cerro-Nacional, Danubio-Cerro, Defensor-Danubio, Cerro-Rampla, , Cerro-Fenix, Danubio-Rampla, Villa Española-Cerro, Villa Española-Fenix, Racing-RamplaLiverpool-Racing, Cerro-Racing, Racing-Fenix, Boston River-Villa Española, Fenix-Rampla, Villa Española Rampla y Wanderers-River Plate

Populares de la sección