Se afianza el equipo de Munúa

El sábado a la hora 18 contra Fénix tiene otra oportunidad para confirmar el gran nivel de la fecha pasada
La producción futbolística de Nacional frente a Defensor Sporting satisfizo las expectativas de Gustavo Munúa y dio la sensación de que el entrenador encontró el equipo tras 12 partidos al frente del plantel.

"Hicimos un partido completísimo, tanto a nivel ofensivo como defensivo. Jugamos contra un gran rival, interpretamos el partido de muy buena forma, como nosotros queremos", dijo el DT tras la victoria 4-0 ante los violetas por la octava fecha del Apertura.

No solo fue contundente arriba con dos goles de Iván Alonso, uno de Sebastián Fernández y otro de Mathías Abero, sino que no recibió goles. Éste era un déficit que tenía Nacional, ya que salvo en el partido contra Plaza Colonia, había recibido goles en los demás encuentros.

El tricolor tiene 20 goles a favor, pero también 10 en contra, en las ocho jornadas disputadas. Cerro, por ejemplo, le hizo tres y antes Juventud le marcó dos, igual que Wanderers.

La entrada de Sebastián Gorga para formar la pareja de centrales con Diego Polenta le aportó solidez.

La idea primaria del entrenador fue jugar con Matías Malvino y Polenta, y así lo hizo durante las primeras tres fechas. Pero el exjugador del Lugano de Suiza no rindió lo esperado y Munúa probó durante tres partidos con José Aja y Polenta. Hasta que en la fecha 7, contra El Tanque, entró Gorga a la zaga.

Así, con Jorge Fucile en el lateral derecho y Alfonso Espino en el izquierdo, el arco de Esteban Conde no sufrió tanto.

La figura del mediocampo también registró una variante para bien. Dejó el doble cinco para conformar una línea de tres, con Santiago Romero por derecha, Gonzalo Porras en el centro y Mathías Abero por izquierda.

Armado de esta manera, Romero juega en el puesto que más rinde, Porras tiene la capacidad para marcar y elaborar desde la mitad del campo y Abero fue una importante salida por izquierda, al punto que marcó un gol contra Defensor.

El juvenil Rodrigo Amaral se está asentando en la creación del juego. Pero en caso de que el técnico quiera cambiar, lo tiene en el banco a Ignacio González, que tuvo un gran inicio de temporada antes de lesionarse y también a Matías Cabrera, la última incorporación. El nuevo dibujo táctico (del 4-2-3-1 pasó al 4-3-1-2) permite que Sebastián Fernández juegue más cerca del goleador Iván Alonso. Como ambos futbolistas tienen gol son un dolor de cabeza para los defensas rivales.

Después tiene en el banco futbolistas que pueden darle otro rumbo al equipo si es necesario: Leandro Barcia, que debe recuperar el nivel de la pasada temporada; el argentino Alejandro Barbaro, que todavía no terminó de acomodarse; Sebastián Abreu y Leandro Otormin, en quien Munúa confía mucho.

Este sábado, a la hora 18 en el Centenario ante Fénix, el equipo de Munúa tiene otra oportunidad de mostrarse.

Defensa

Gorga y Polenta

La inclusión de Sebastián Gorga junto a Diego Polenta le dio la seguridad que la línea de cuatro necesitaba.

Mediocampo

Otra figura

Frente a Defensor mostró una figura diferente que le dio buen resultado, con Romero, Porras y Abero.

Ataque

Compañía para Iván

Con Amaral de enganche y Seba Fernández más cerca de Alonso, Nacional fue contundente.


Populares de la sección

Acerca del autor