Se aferra al uno y a las pasarelas

Victoria Azarenka le ganó a Na Li y retuvo el título de Australia, con lo que se mantuvo primera en el ranking WTA; la bielorrusa es una marca deportiva en expansión y es la primera tenista en ser imagen de Red Bull

Ser un deportista de elite en los tiempos que corren no solo demanda tener talento dentro de la cancha, sino también construir una marca a partir de la imagen. Y Victoria Azarenka anda en eso.

Desde el 2009 es una de las jugadoras más importantes del cambiante e irregular circuito femenino.

El sábado se coronó bicampeona del Abierto de Australia al vencer en una dramática final a la china Na Li por 4-6, 6-4, 6-3.

Con ese triunfo retuvo el número uno del ranking WTA que en caso de derrota iba a parar a manos de Serena Williams, eliminada en cuartos de final por Sloane Stephens, uno de los talentos emergentes del tenis femenino.

Y en ese juego de ser exitoso en la cancha e ir abriendo mercados con una marca que en realidad es un apellido, Azarenka viene fenómeno.

El año pasado su carrera hizo un clic: le ganó el Abierto de Australia en final a Maria Sharapova y pasó a ser la nueva número uno.

Se mantuvo ahí hasta Roland Garros. Tras Wimbledon recuperó la cima. Desde entonces nadie ha logrado desbancarla.

Y el éxito, allá donde abundan los flashes, es un imán para los contratos.

Ojo. La marca de raquetas Wilson se la jugó por ella a comienzos de 2012. La jugadora abandonó la marca Head y poco después ganó su primer Grand Slam. Todo un match point que le aseguró a la tenista US$ 2 millones durante dos temporadas. 

El principal esponsor de la bielorrusa de 23 años de edad es Nike: US$ 4 millones al año, siempre que se mantenga entre las primeras cinco del ranking.

Después de Australia 2012 se sumaron American Express, una entidad bancaria, Six Star Pro Nutrition, un suplemento alimenticio, y en agosto firmó con Citizen, marca de relojes.

Para este año se convirtió en la primera tenista que es imagen de Red Bull (bebida energizante), marca que hasta ahora tenía contratos solo con jugadores de la NBA como Blake Griffin, Rajon Rondo y Deron Williams, más otros en béisbol y en fútbol americano.

Pero no se acaban acá los ingresos de un deportista de esta magnitud. Según SportsBusiness Journal, Azarenka ingresó US$ 3 millones durante 2012 en concepto de partidos de exhibición.

En diciembre del año pasado, por si fuera poco, se la vio modelando en Tailandia antes de un juego de exhibición. Una Sharapova en potencia, ya que la siberiana es por lejos la que más factura fuera de los courts.

Esta sumatoria de marcas y millones también implica tiempo perdido en entrenamiento y descanso.

Pero Azarenka la va llevando bien.

También es ahora tiempo de disfrutar años de esfuerzo en la etapa de formación cuando todo era incertidumbre. Su madre, Alla, la puso a practicar tenis cuando tenía 7 años.

En 2005 ganó el Abierto de Australia en juniors y un año más tarde ya disputó los cuatro Grand Slams, donde cayó en todos en primera ronda, salvo en el US Open, donde llegó a la tercera fase.

Especialista en pistas rápidas,  derecha, de temible revés y de irregular servicio, Azarenka ganó en 2009 su primer título, en Brisbane.

Después se sumaron otros 14 trofeos, incluyendo los más pesados, los levantados en Melbourne.

La esperan nuevos y jugosos contratos. Más pasarelas. Pero sobre todo un desafío enorme: la furiosa arremetida de Serena Williams, quien desde el número dos intentará bajarla del uno.


Fuente: El Observador

Populares de la sección

Comentarios