Se abrió el abanico

Tras ganarle a River, Gutiérrez sumó nuevas opciones para armar la defensa y el mediocampo

L as idas y vueltas del fútbol. De un lunes a otro, el entrenador de Nacional, Álvaro Gutiérrez, pasó de tener que armar un rompecabezas con muy pocas piezas disponibles en la defensa a contar con varias opciones para colocar en la zaga y también para sus dos volantes de marca.

¿Qué pasó en el medio? El tricolor superó la derrota ante El Tanque Sisley ganándole en forma contundente a River Plate, uno de los equipos que mejor juega a nivel local e internacional.

Los albos comenzaron el Apertura con una línea de cuatro formada por Jorge Fucile, Guillermo De Los Santos, Rafael García y Juan Manuel Díaz; y los dos volantes de marca fueron Santiago Romero y Gonzalo Porras.

Las bajas por lesiones de Fucile y García más los malos rendimientos hicieron que, frente a River, Gutiérrez armara la última zona con Romero pasando al lateral derecho, el juvenil José Aja en su primer partido como titular, Diego Polenta en su debut en el fútbol uruguayo, y Díaz, quien se ha mantenido en su puesto.

Además, en el mediocampo le dio ingreso a Diego Arismendi, quien retornó tras cumplir su arresto domiciliario, junto a Gonzalo Porras. Además, el Mama terminó como zaguero.

Los tres “nuevos” en la defensa tuvieron un rendimiento más que aceptable –todos fueron calificados con seis puntos por El Observador– al tiempo que los dos volantes centrales fueron las figuras del partido, con ocho unidades cada uno.

Con ese estado de situación, con varias cartas, Gutiérrez tendrá que definir cómo armará la defensa y el medio para enfrentar a Danubio.

En el lateral derecho, Fucile, a quien se decidió pararlo para que se recupere totalmente de la rodilla, será sometido a una nueva resonancia para analizar aún más su situación sanitaria. Para ese sector, el DT tricolor sabe que, en caso de no poder tener al jugador de la selección uruguaya, puede contar con Romero.

La gran interrogante es en la pareja de zagueros, donde, con De Los Santos en el banco por razones técnicas, tiene tres nombres para dos puestos: Aja, Polenta y García, quien volverá a estar a la orden tras el corte en una de sus cejas recibido en el encuentro frente a El Tanque Sisley.

Gutiérrez tendrá que definir si decide reiterar la dupla que colocó ante River Plate, o si da ingreso a Rafa García y saca a uno, con lo que volvería a estrenar una nueva fórmula en la defensa.

En el lateral izquierdo, Díaz se fue lesionado el domingo y ayer el cuerpo médico de los albos determinó que sufrió lumbago agudo, por lo que en el correr de la semana se seguirá su evolución. Todo indica que estará disponible ante los franjeados, pero en caso de no llegar el entrenador puede colocar a Polenta en esa zona o al juvenil Alfonso Espino.

¿Y en el medio?

En la zona de volantes, los buenos rendimientos de Arismendi y Porras hacen pensar que son inamovibles.

Ambos fueron figuras ante River Plate. El primero se replegó a la zaga y ganó por arriba en varias pelotas quietas que llegaron a su área. Además, en el final terminó jugando como back izquierdo y lo hizo en gran nivel.

Por su parte, el ex Danubio tuvo que salir a marcar la salida del rival bien adelante. Luego, cuando entró Calzada, fue él quien se retrasó para que el recién ingresado fuera a presionar.

La duda en el medio será cuando Fucile esté a la orden y Romero, quien había tenido una buena actuación junto a Porras en los primeros encuentros del Apertura, deje el lateral para regresar a la zona de volantes.

Para todo entrenador, siempre es preferible tener varias opciones para elegir que tener que remendar su equipo con jugadores de otros puestos. En esa situación está ahora Gutiérrez, quien tendrá toda la semana para definir su alineación, con la tranquilidad de que ganó en variantes. l


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios