Scherschener: “Como dirigente me siento culpable”

El directivo aurinegro habló de la mala temporada del equipo y de cómo mejorar a futuro

Carlos Scherschener es dirigente de Peñarol por el Movimiento 28 de Setiembre y tiene su punto de vista del momento que atraviesa el club en todos los aspectos. Consultado por El Observador, realizó un balance de la temporada que terminó y de qué se debería hacer para mejorar a uno de los grandes del fútbol uruguayo.

“El otro día leí en El Observador que un dirigente dijo que Peñarol dejará de ganar US$ 2 millones por no participar de la Copa Libertadores. En realidad, esa suma es mayor. Porque si se toma en cuenta que se podía haber clasificado a las finales del Uruguayo, de jugar tres hubiéramos percibido unos US$ 600 mil y, además, hay una pérdida intangible porque debido a esa eliminación de la Copa, el hincha irá más desganado al Uruguayo que viene, se perderán clientes y seguramente habrá socios que se van a borrar”, dijo Scherschener.

Según el directivo aurinegro, “si Cristóforo atajaba esa última pelota ante El Tanque o no, mi visión de la temporada de Peñarol no cambiaba. Peñarol ha perdido supremacía en el fútbol uruguayo. Fijate que si Danubio sale campeón de este torneo, en el siglo XXI, tendrá la misma cantidad de campeonatos ganados que nosotros: tres. Y eso no puede ser”.

El conjunto mirasol quedó eliminado de la Copa Libertadores y eso pegó fuerte. “Con respecto a la Copa, habrá que repensar muy bien todo. La próxima ya no la jugaremos, y en las últimas tres fuimos eliminados muy feo en la fase de grupos. En 2011 se llegó a la final, pero de allí para atrás, existe un agujero negro enorme. El presidente (Juan Pedro Damiani) prometió equipos competitivos, pero no se llegó a nada”.

De cara al futuro, el directivo opina que “el modelo general de Peñarol debe tener cambios importantes. Peñarol no tiene un proyecto deportivo, hubo muchos cambios de técnicos y entre ellos, futbolísticamente no tenían las mismas ideas. Tampoco tenemos política de inclusión de juveniles en Primera división. Son muy pocos los que llegan. Hay que tener un departamento deportivo en el club que coordine el área fútbol con un gerente deportivo, un gerente de preparación física y un psicólogo. Por eso creo que falta una política institucional deportiva que trascienda a los hombres y a los nombres. Esto no pasa por discutir si el Tío (Carlos) Sánchez es bueno o malo, es un tema más profundo”.

“A pesar de las inversiones que se han hecho en contrataciones de jugadores, hay algo que está fallando. ¿Qué falla? No tengo la respuesta concreta. Es algo multifactorial”, sostuvo.

Según Scherschener, “¿a qué le echa la culpa Peñarol? Al partido contra Benfica que costó el inicio de la pretemporada y por eso se empezó mal en la Copa Sudamericana. Capaz que tuvo que ver, pero no creo que sea así. Como dirigente me siento culpable de la situación del club. Los dirigentes somos culpables. El club no tiene los éxitos deportivos acordes a su historia y a la inversión realizada”.

“Pacheco se tiene que quedar”
“A Pacheco habría que renovarle el contrato, se tiene que quedar porque tiene una doble característica: primero, es un jugador muy importante, además de ser el capitán, y segundo, es un futbolista histórico, que está en la historia más gloriosa del club, especialmente en los clásicos que ha sido fundamental. Su tema deberá ser tratado al más alto nivel. Su despedida no hay que hacerla hoy. Pero yo veo lo que pasó cuando se fue Puyol de Barcelona o Zanetti de Inter, y se le hicieron tributos impresionantes. En Peñarol, históricamente se han hecho mal las despedidas”, entiende Scherschener.

Y agregó: “Pero con Pacheco deberíamos haber empezado a hablar antes. ¿Qué esperamos para hacerlo? ¿Que hiciera tres goles en la final? Además, va a ser el último ídolo del club. Nunca más va a haber otro por lo que es el fútbol mundial que se lleva a los jugadores uruguayos. Nunca más habrá un futbolista que juegue 10 años en el club como pasó con Piendibene, Lorenzo Fernández, Obdulio, Tito Gonçálvez, Morena y Bengoechea. Pacheco entra en esa categoría. No sé si estará para ser el eje del equipo, pero para mí, en el plantel tiene que estar”.

El directivo mirasol sostuvo que “a Peñarol hay que refritarlo de cara al futuro. La película que hemos visto en los últimos 10 años marca que hay que tener un cambio de rumbo”.

Consultado acerca de si piensa que Jorge Fossati debe continuar en Peñarol, indicó: “Sí, por supuesto. Sin discusión”.


Populares de la sección

Comentarios