Sanguinetti acusó a Vázquez de "hacerse de la versión de delincuentes"

El subsecretario acusó a Peñarol de entregar 200 entradas; el dirigente negó el hecho, llamó a construir pero le pasó factura al gobierno

El responsable de la Comisión de Seguridad de Peñarol Julio Luis Sanguinetti salió este jueves al cruce de las acusaciones del subsecretario del Interior, Jorge Vázquez, quien dijo que hay una investigación en marcha contra el club por dar 200 entradas de favor a la barra brava, y que el propio presidente Juan Pedro Damiani le había reconocido personalmente que entregaba entradas para evitar incidentes en la tribuna.

Las declaraciones se dieron luego que el domingo, durante el amistoso entre Peñarol y Deportivo la Coruña en el estadio Campeón del Siglo, se diera un avalancha de hinchas e incidentes con la Policía (con un funcionario de recaudación agredido) luego que, según la Policía, los parciales reclamaran entradas que se la habían prometido. De hecho, la versión indica que se le habían prometido 50 entradas y solo se les había dado 30.

"Yo voy a repetir lo que ya dije. No quiero entrar en un contradictorio con el subsecretario. La reunión de Vázquez con Damiani fue mucho antes que yo empezara a trabajar en la comisión de seguridad de Peñarol. En la época que el Ministerio del Interior le pedía a los clubes que diera entradas. A principios del gobierno pasado, el verso era el contrario: era una manera de generar una política de contención, de tenerlos vinculados al club, una forma de reconocerlos, identificarlos y poder contenerlos. Era la tesis del momento, no discuto si está bien o mal. No se puede desmentir ni negar", dijo Sanguinetti entrevistado por el programa A Fondo, de 1010 AM.

Respecto a los incidentes, Sanguinetti expresó: "Ya lo dije: Peñarol no disponía de entradas, el organizador era Tenfield y el club ni siquiera disponía de la taquilla".

Sobre la entrega de esas entradas de favor, y a las fotos que mostró Vázquez de fajos de entradas separadas por barrios, el responsable de seguridad del club indicó: "No me consta. El Club Atlético Peñarol no compra entradas. Es lo que puedo decir, es mi verdad y la puedo demostrar. Si la investigación revela otra cosa fantástico, y habría responsables. No hay delito de por medio, así que no sé qué investigación será. Respecto a la foto de esos fajos sería muy bueno que las compartiera con el club".

Luego, el dirigente fue más allá. "Lo que no entiendo es que deberíamos estar del mismo lado de la mesa. Estamos en contra de la violencia, tratando de resolver el problema. Yo asumí esta responsabilidad que no es agradable y hasta me arrepiento a veces, porque le dedico una cantidad de horas. Siento que hay que pelearse con todo el mundo. Siento que no tengo ganas".

"Una vez mi padre se juntó con Onetti y le preguntó como andaba: 'Podrido de Onetti,' le dijo. Yo estoy podrido de Sanguinetti. Uno vive explicando cosas, está en el medio... Hay fotos de fajos, fantástico. ¿Quién sacó las fotos? ¿Cuándo? ¿Está en un marco de investigación que da garantías? Que querés que te diga... no sé por qué no se logra mirar para delante. ¿No está contento el subsecretario de que vamos a comprar las cámaras? Es estar siempre dando vueltas alrededor de la misma manzana", agregó Sanguinetti.

Sobre las entradas, insistió, y criticó que Vázquez se haga hecho de una versión planteada por quienes causaron los incidentes: "No entiendo esa disposición de vivir cuestionando y tirando pruebas que no tienen ninguna contrastación. Esas fotos me las mostró un periodista hace tres días. Yo sé lo que hago yo y lo que hace el club, y hasta donde llegamos nosotros. Otrosí digo: no es ningún delito comprar entradas y dárselas a otras personas. Más allá de eso, que es una práctica que Peñarol dejó de hacer desde que estoy en la Comisión. Que investiguen. Ojalá que la investigación llegue a algo. Porque parece que las investigaciones se largan y no llegan a nada. Así como el jefe de Policía se hizo eco del dicho de la persona que hizo el ilícito, nadie llamó al club de ningún lado a preguntar si lo habíamos hecho o cuál era nuestra versión. Era tan fácil hacerse de la versión del delincuente como del organizador o del que participaba de la organización".

Finalmente, Sanguinetti también se refirió a las fallas del gobierno en los últimos tiempos."El día de la avalancha con Danubio, la Policía llegó una hora y media tarde y por eso se dio la avalancha. El día de la final con Plaza, la AUF le pidió a la Policía que ingresara y el jefe del operativo dijo que no. El día de Racing-Cerro el jefe del operativo apagó el teléfono. La lista abarca las dos columnas".

Populares de la sección