Sanfrecce ganó y definirá con Mazembe para ser rival de River

El conjunto japonés de Hiroshima le ganó por 2-0 a Auckland City en el primer partido del torneo

Sanfrecce Hiroshima, anfitrión del Mundial de Clubes 2015 por su condición de campeón japonés, alcanzó los cuartos al ganar este jueves en Yokohama en el partido inaugural a Auckland City (2-0), y jugará con el Mazembe por un puesto en las semifinales en las que espera River Plate.

En el Estadio Internacional de Yokohama, en un partido que se jugó con intensa lluvia y niebla, dos errores del arquero Jacob Spoonley facilitaron los goles de Yusuke Minagawa (9) y Tsukasa Shiotani (70).

Ahora Sanfrecce Hirosima y Mazembe, campeón africano, jugarán el domingo y el ganador será el rival de River Plate, el 16 de diciembre en el estadio Nagai de Osaka, la otra sede de este Mundial de Clubes que regresa a Japón después de dos años en los que viajó a Marruecos.

Auckland, un equipo semiprofesional que defendía el espectacular tercer puesto que logró el año pasado, salió dispuesto a controlar el juego, pero se encontró con un Hiroshima muy rápido y acertado en la presión, lo que le permitió construir transiciones peligrosas.

Al equipo dirigido por el español Ramón Tribulietx le condenó definitivamente la actuación del arquero Spoonley, desacertado en los dos goles locales.

En el primer tanto un saque de córner en corto dio paso a un disparo desde el pico del área que Spoonley despejó mal y el balón quedó muerto en las botas de Minagawa.

Emiliano Tade entró al final

Shiotani, autor del segundo tanto en la recta final, inició una jugada en el área con una finta y disparó sin ángulo, pero el balón tocó en un defensa y pasó por debajo del cuerpo de Spoonley.

Hiroshima, que el sábado conquistó el campeonato local, demostró que llegaba en mejor dinámica que el grupo neozelandés y dispuso de varias ocasiones para que el marcador fuera más amplio.

Douglas, el goleador brasileño, estuvo muy activo. En el 66 entró en el area con poderío e intentó regatear al arquero, pero el balón se le fue demasiado largo.

Takuma Asano también probó, en su caso desde la larga distancia, pero su tiro se fue demasiado cruzado.

En el cuadro neozelandés dejó detalles interesantes Micah Leaalafa, un joven jugador de Islas Salomón incorporado este año. Demostró velocidad y técnica, pero le faltó diente para superar a los defensas del Hiroshima.

Ni siquiera la entrada en los minutos finales (71) del argentino Emiliano Tade, uno de los héroes del histórico tercer puesto del año pasado, sirvió para hacer reaccionar a un Auckland que se marcha de Japón con el consuelo de haber ampliado a 7 participaciones su récord como club con más ediciones jugadas del Mundialito.


Fuente: AFP

Populares de la sección