San Lorenzo resurgió por Bueno

Hace dos años el uruguayo Carlos Bueno lo salvó del descenso y hoy es finalista continental

En junio de 2012, con dos goles de Carlos Bueno, San Lorenzo le ganó 3-1 a San Martín de San Juan y se salvó del descenso directo. Hoy, dos años después, el club de Boedo es finalista de la Copa Bridgestone Libertadores. Pasó del ostracismo a jugar la final del torneo continental más importante por primera vez en su historia.

“Estamos comprometidos con la causa. Acá todos queremos jugar y damos la vida”, dijo el uruguayo Bueno luego de aquel partido que lo precedió una semana complicada y convulsionada en la interna, luego de que trascendiera públicamente que el entrenador, el polémico Ricardo Caruso Lombardi, les dijo a algunos jugadores que arrastraban lesiones que no querían jugar.

“Duele mucho porque se dijeron muchas cosas y ustedes (los periodistas) a veces hablan de más. Son muy mala leche, la mayoría, y yo ya soy grande. Duele más porque esas cosas salen de adentro, pero no quiero hablar de lo que pasó. Hace tres meses que estoy acá y ya sé quién es mala leche y quién no. El grupo está muy bien y fuerte para jugar la Promoción. Si el fin de semana pasado no ganamos no fue porque no quisimos. Hoy sí ganamos, transpiramos la camiseta y gracias a Dios perdió Banfield”, agregó Bueno.

Es que San Lorenzo no dependía de si mismo. Tenía que ganar frente a San Martín en la última fecha y esperar que perdieran Atlético Rafaela o Banfield. El Ciclón venció y tuvo que jugar la promoción contra Instituto de Córdoba. Ganó 2-0 de visitante con otro doblete de Bueno y empató 1-1 de local. Entonces se quedó en Primera. En aquel plantel había otros dos uruguayos: Juan Manuel Salgueiro y Emiliano Tellechea.

Salió del fondo

San Lorenzo cerró así uno de los momentos deportivos más complicados de su historia para alcanzar este año el punto más alto. Empezó a remontar a fines de 2012, con la llegada al club del conductor de televisión Marcelo Tinelli como vicepresidente de Matías Lammens. “Nosotros nos encontramos con un club al borde de la quiebra y un plantel al borde de perder la categoría”, dijo Lammens, sobre el estado del Ciclón al momento de asumir la conducción.

¿Cómo hicieron para salir adelante? “Capitalizamos el plantel en un 49% y se invirtieron 33 millones de pesos argentinos (US$ 4 millones) en la compra de jugadores con alto valor de reventa”.

Luego, “levantamos el concurso preventivo que venía desde 2002 y con un pasivo de US$ 28.400.000. Conformamos un plantel competitivo con un presupuesto anual de US$ 7 millones; al tiempo que duplicamos la masa societaria alcanzando los 60 mil socios, superando el récord de los años 1960”, prosiguió.

Los nuevos directivos lograron reducir la deuda en US$ 8 millones y se invirtieron US$ 2.500.000 en las divisiones formativas, porque “un club grande empieza con los chicos”, según dijo Tinelli, que también era el titular del fútbol juvenil.

De cuarto a campeón

En 2013 empezó a remontar. Fue campeón del Inicial dirigido por Juan Pizzi. Incorporó a otro goleador uruguayo, Martín Cauteruccio, figura de Quilmes, quien marcó cinco goles en las primeras seis fechas del Inicial, pero una rotura de ligamentos lo dejó afuera de las canchas desde la séptima fecha hasta un partido anterior a la primera semifinal de la Libertadores contra Bolívar. El golero Sebastián Torrico fue clave, así como Juan Mercier e Ignacio Piatti. El título del Inicial le dio la posibilidad de disputar la actual Copa Libertadores 2014, ahora con la conducción de Edgardo Bauza.

En la fase de grupos, se enfrentó a Botafogo, Independiente del Valle y Unión Española. San Lorenzo logró la clasificación a octavos de final por diferencia de goles y eliminó a Gremio por penales y gracias a otra gran actuación de Torrico, quien atajó dos penas capitales. En cuartos despachó a Cruzeiro y en semifinales se sacó de encima a Bolívar con una aplastante victoria de local. Ahora, dos años después de aquel partido ante San Martín, está a 120 minutos de la gloria máxima. 

Finalista por primera vez

San Lorenzo enfrentará en la final de la Libertadores a Nacional de Paraguay. El primer partido será el miércoles 6 a las 20:15 en Asunción y la revancha el miércoles 13 a la misma hora en Buenos Aires. El conjunto de Boedo se clasificó por primera vez en su historia a esta instancia pese a la derrota 1-0 del miércoles ante Bolívar en el estadio Hernando Siles en La Paz. En la ida había ganado 5-0 en el Nuevo Gasómetro.


Populares de la sección

Comentarios