Salió de la cárcel y ganó las elecciones del Bayern Múnich

Uli Hoeness fue reelegido como presidente del club bávaro poco después de haber abandonado la prisión tras cumplir una condena de dos años pro fraude fiscal

Único candidato e "invitado" a retomar su puesto en la dirigencia del club, el exjugador estrella de los años 1970 fue reelegido, a mano alzada, por una mayoría aplastante de los miembros de la asamblea general anual reunida este viernes en Múnich. Hoeness solo tuvo 108 votos en contra, de los 6.000 asistentes a la asamblea.

"Cometí un grave error, es indiscutible" había admitido antes de su reelección, en una intervención llena de emoción. "Respeto a cada persona que, esta noche, no votará por mí como consecuencia de este error (...) pero he hecho todo lo posible por reparar este error. Pagué mi deuda con el fisco hasta el último céntimo", añadió.

"Y ahora estoy aquí. Os pido una segunda oportunidad y os prometo que haré todo por satisfacer vuestras expectativas", añadió ante una audiencia que lo aclamó.

La función del 'presidente' del Bayern implica una acción de coordinación y vigilancia, pero la gestión cotidiana del club seguirá en manos de Karl-Heinz Rummenigge, que ocupa el puesto de "presidente del directorio", el órgano ejecutivo del club. Hoeness es también el patrón de una gran empresa de charcutería industrial y fue condenado a prisión por haber evadido al fisco alemán 28 millones de euros de beneficios bursátiles obtenidos en Suiza.

Fue condenado en 2014, por lo que dimitió de la presidencia del club y finalmente purgó 21 meses en prisión, de los que la mitad los cumplió en régimen de semilibertad, lo que le permitió no ir a la cárcel más que a dormir. El regreso de Hoeness a la presidencia no solo era algo previsto, sino también esperado. Y el ya reelegido presidente va a encontrarse un club más rico y próspero que nunca.

Segundo club más rico del mundo

Según el balance presentado ante la asamblea general este viernes, el club es el segundo más rico de Europa tras el Barcelona y por delante del Real Madrid. En el ejercicio 2015-2016, el club bávaro anunció una cifra de facturación récord de 627 millones de euros de facturación (por los 670 del Barça), 100 más que en el curso anterior.

El beneficio antes de impuestos también creció un 30%, pasando de los 23,8 millones en 2014-2015 a los 33 millones en el último ejercicio. El Bayern suma 24 años consecutivos con superávit. "Económicamente estamos al máximo nivel de Champions League (...) Nuestro potencial económico puede asumir con frecuencia las inversiones necesarias para tener una plantilla que pueda seguir compitiendo con los clubes más importantes de Europa. Nuestro éxito deportivo se basa en la solidez económica a la que somos siempre fieles", destacó Jan-Christian Dreesen, vicepresidente del club.

Deportivamente, el Bayern también está en un buen momento, con cuatro títulos consecutivos de la Bundesliga y presencia en las semifinales de la Liga de Campeones en las últimas cinco temporadas, con una final en 2012 y un título en 2013.


Fuente: AFP

Populares de la sección