Salen a luz escuchas con sospechas de corrupción en la Conmebol

Durante una charla telefónica en 2013, el expresidente de la AFA reveló que se designaban jueces a dedo

La Conmebol no tiene paz. A las denuncias presentadas contra Nicolás Leoz y Eugenio Figueredo el ambiente del fútbol sudamericano vuelve a vivir otro sacudón. Es que se sumaron ahora una serie de escuchas telefónicas donde el fallecido expresidente de la AFA, Julio Grondona, revela como designaban los jueces a dedo.

La escucha, dada a conocer en el programa La Cornisa de América, data del 17 de mayo de 2013 y en la charla los dirigentes dan a entender que ellos aconsejaron la presencia del polémica árbitros paraguayo Carlos Amarilla en un partido de octavos de final de la Libertadores entre Corinthians y Boca. Aquella noche Amarilla no cobró un claro penal a favor de los norteños y, además, le anuló dos goles.

Como será la cosa que en el diálogo Grondona dice: "el refuerzo más grande que tuvo Boca fue Amarilla".

Escuchas de Grondona en La Cornisa I

La clasificación de Boca generaba que se midiera con Newell`s, entonces al director de la Escuela de Árbitros de AFA y representante de AFA en el Comité arbitral de Conmebol, Abel Gnecco, llamó a Grondona y se generó el siguiente diálogo:

Grondona: Hola

Gnecco: Hola, si, ¿Julio?

Grondona: Señor

Gnecco: Gnecco habla, Abel Gnecco, ¿cómo le va?

Grondona: ¿Qué haces Abel? ¿Cómo te va? Bien, ¿y vos?

Gnecco: Y sí me va bien porque salí de este quilombo, ¿no? Pero bueno en fin, qué sé yo

Grondona: Salió bien al final, no lo quería nadie a este loco de mierda y jugó el refuerzo más grande que tuvo Boca en el último año, fue Amarilla

Gnecco: Y sí, ahí hablé pero bueno, qué sé yo, con Alarcón estuve hablando que Alarcón me dice a mí que este año es medio, es nuevo, qué sé yo, que hay que tener... Y bueno entonces hacemos una cosa (se escucha) ¿Lo quieren ahí en Argentina a Amarilla? Mira, si no lo quieren no sé, lo quiero yo, ponelo y dejame de hinchar las pelotas. A Alarcón, poneme a Amarilla y dejame de joder. Bueno, así fue, lo puso y bueno... Y salió bien porque bueno, tiene que ser así...

Grondona: Y ahora a quién vas... ¿a quién tenés que poner ahí ahora Boca y Newell´s?

Gnecco: Ahora le toca, porque Alarcón me pone a Loustau. Loustau tuvo problemas con el Boca-River y además...

Grondona: No, no puede jugar Loustau, no puede jugar Loustau

Gnecco: Claro, no puedo jugar Loustau porque además Loustau juega el lunes a Lanús. Entonces, si vamos a suponer que Loustau se equivoque, le da un penal a Lanús y después a los tres días se va a ir a jugar con Newell's y Boca va a decir, ¿cómo? Nos cagó ése y ahora...

Grondona: Pero escuchame, ¿por qué no pones a Delfino y se terminó?

Gnecco: Y bueno, Delfino, yo no sé Boca cómo está, pero a mi me gustaría Delfino y el otro es este muchacho, el petiso

Grondona: ¿Ceballos?

Gnecco: El petiso atómico, ése para...

Grondona: ¿Ceballos es?

Gnecco: Sí, sí, sí, Ceballos, para Rosario, el petiso. Entonces, y bueno, y el otro es Delfino.

Gondona: Decile que hablaste conmigo y yo te digo

Gnecco: Usted... ¿no hay problema con Delfino, no? Porque el otro que tengo es Mauro Vigliano

Grondona: Yo esto es lo único que sé, vos sabes de esto hombre, por favor

Gnecco: ¿Cómo?

Grondona: Que vos sabes de esto, ¿qué querés que te diga?

Gnecco: Sí, yo sé demasiado Julio y usted lo sabe. Ahora, yo le digo Julio, Delfino jugó en la cancha de Boca, Delfino, porque tuvo problemas con Boca-River

Grondona: Por las dudas...

Gnecco: O Mauro Vigliano

Grondona: Por las dudas, no, Delfino tuvo el problema que se había lesionado

Gnecco: Claro, bueno, sí

Grondona: Si no llega a estar bien o algo o hay alguna duda, ponele un cuarto árbitro que sea de internacional también

Gnecco: Y Mauro Vigliano, claro

Grondona: Ahí está, ponelo a Vigliano

Gnecco: Claro, de cuarto árbitro a Vigliano

Grondona: Vigliano me gusta, a mí me gusta Vigliano

Gnecco: Y a mí también me gusta, sí

Grondona: Me gusta

Gnecco: A mi me gusta, bueno, yo voy ahora, voy a AFA para cerciorarme de todo esto y bueno, iría Delfino, y el petiso Ceballos

Grondona: Ahí tenés tres, Delfino, Ceballos y Vigliano y de esos tres manejate los dos partidos

Gnecco: Bueno listo, listo Julio

Grondona: Bueno

Gnecco: Le mando un abrazo eh

Grondona: Chau querido chau

Gnecco: Hasta luego

Grondona: Y ojo los líneas que pones, que por ahí con este, ¿cómo se llama? Taibi, este hay que tener cuidado

Gnecco: (Se ríe) No, no, a los líneas...

Grondona: Por favor, que hace todo el referí y el línea se la manda a guardar

Gnecco: Julio, eso lo aprendí de usted ya hace más o menos ya cuarenta años

Grondona: En el año 64, cuando jugamos con el Santos, yo le gané a Leo Horn, que era holandés, con los dos líneas

Gnecco: (Rie) Sí, sí, ya lo sé

Grondona: Chau, hasta luego.

Escuchas telefónicas de Grondona en La Cornisa II



Populares de la sección