"Sabemos que Diego tiene un ultimátum"

El zaguero tiene claro que “el 90% de lo que sucede es responsabilidad de los jugadores”

¿Cómo se vive este momento en la interna del plantel?
Tratamos de trabajar con serenidad sabiendo que no hay más margen de error, no podemos dejar más puntos por el camino y siempre tratando de corregir los detalles que últimamente nos han dejado sin los tres puntos por falta de desconcentración.

El parate, ¿les vino bien o hubieran preferido jugar este último fin de semana ante Wanderers?
No, sin dudas hubiésemos querido jugar. Siempre es mejor para el jugador de fútbol tener competitividad. Si se puede jugar domingo y miércoles, mejor. Pero bueno, jugamos este amistoso contra Sud América por el parate para seguir prendidos con el fútbol.

¿Cuál es la autocrítica del plantel?
Que hay que trabajar. Debemos seguir trabajando, no cometer errores y jugar los 90 minutos muy concentrados, porque un instante de distracción, como ocurrió, lo podés pagar muy caro.

Jugó como se dice normalmente, con carpeta, con experiencia.
Sí, porque sinceramente, del golpe todavía tengo alguna secuela, algún dolor en determinado movimiento todavía me sigue. Pero bueno, había que jugar, había que meterse para tratar de aportar la experiencia y un poco de tranquilidad a la última zona. Pero lamentablemente no pudo ser un buen resultado, aunque siempre hay que mirar hacia adelante.

Le tocó entrar en un momento complicado, con la defensa que no rinde de la mejor manera y es la más goleada del campeonato.
Sí, es verdad. Los números indican que somos la defensa más goleada. Lo que pasa es que siempre se dice y se habla de la defensa. Pero el análisis que yo hago es que son errores individuales, al menos en el último partido no es que te hayan encarado y sacado cuatro o cinco defensores de la marca, al menos en el último partido. Son errores nada más conceptuales y de concentración que pagás caro. Y obvio, que paga caro la defensa porque es la realidad, somos los que más goles tenemos en contra y en Peñarol no puede existir eso.

El plantel en la íntima, ¿habla de este tipo de cosas?
Sin duda. Debe ser un alerta que hoy en día toda la prensa y toda la gente diga que Peñarol sea el equipo más goleado, te abre los ojos. Más allá de que en los otros partidos yo no estuve, soy un defensor central y a mí me duele. Yo estuve en días en que participé de las defensas menos goleadas de los campeonatos y eso es muy importante porque le das tranquilidad a los volantes y a los delanteros. Habiendo seguridad atrás, el juego fluye mejor. Pero tenemos que encontrar esa solidez defensiva y esa solidez a la hora de marcar. Creo que la mayor virtud de una defensa es mantener el arco en cero, por eso, trabajamos diariamente.

Más allá de la experiencia, ¿cómo les pega el hecho de entrar a jugar un partido sabiendo que el técnico se está jugando la vida como pasará ahora ante Wanderers, teniendo en cuenta que si las cosas no salen, es muy probable que Diego (Alonso) no siga? ¿Entran con más presión todavía?
La presión siempre la tenés cuando estás en Peñarol. Tenés que saber manejarla. Porque desde que te abren el portón para entrar acá a Los Aromos, estás en el equipo más grande del país y uno de los equipos más grandes del mundo. Después, está en cada uno manejarla. Sabemos que la situación no es normal, sabemos que Diego (Alonso) tiene un ultimátum. Pero nosotros cuando entramos a la cancha, tratamos de utilizar las armas que él nos da diariamente en los entrenamientos para poder lograr los tres puntos. Pero bueno, el fútbol tiene eso: se gana, se pierde y se empata. Pero si nosotros a veces no aplicamos lo que entrenamos en la semana es difícil. Es difícil porque siempre la que vuela es la cabeza del entrenador porque 25 jugadores es complicado para que los cambien a todos. Eso es así y siempre fue así. Ojalá que el próximo fin de semana logremos el triunfo, por nosotros, por la tranquilidad en el trabajo, por la tranquilidad de Diego y a mí particularmente, porque él fue uno de los que pidió por mí para este retorno. Así que yo tengo un mayor compromiso que mis compañeros. Acá queremos todos revertir esta situación lo antes posible.

¿Cuál es el porcentaje de los jugadores de este mal momento?
El 90%. Porque el entrenador no entra a la cancha. Los artífices de todo esto somos nosotros, los jugadores, porque somos los que ingresamos a jugar los 90 minutos y tenemos que demostrar que estamos en Peñarol, porque acá no se está de paseo. Peñarol te exige ganar semana a semana y conseguir títulos.


Populares de la sección

Comentarios