Rotar le salió caro

Gustavo Munúa le dio descanso a los titulares y Nacional cayó con Plaza Colonia que quedó puntero

La duda quedó instalada en el Suppici ni bien se confirmó el equipo tricolor: ¿Hacía bien Gustavo Munúa al meter tantos cambios cuando la punta, del Clausura y de la Anual, estaba en juego?

El entrenador tricolor apostó por variar prácticamente todo el equipo que había enfrentado a Rosario Central el jueves por la Copa Libertadores para darle aire a los titulares pensando en el encuentro del miércoles ante River Plate por el certamen continental.

Pero enfrente estaba Plaza, equipo que había sido puntero hasta la anterior fecha, que se plantó firme en su casa y que no titubeó ante el equipo grande.

El encuentro comenzó con los patablancas mejor en el arranque. Mientras Nacional se adaptaba al campo de juego y los jugadores
–que pocas veces habían jugado juntos de forma oficial– entraban en contacto, el conjunto local tomó la iniciativa y con Nicolás Dibble generó peligro. El movedizo puntero hizo sacar una amarilla a Erick Cabaco y fue el más inquieto arriba.

De a poco, los albos se acomodaron y recién a los 19 minutos llegaron al arco rival en una buena combinación de Nacho González, el juvenil debutante Alejandro Cavanna, Juan Cruz Mascia y otra vez el 10 tricolor, quien no llegó a definir.

Sebastián Eguren y Felipe Carballo trataron de hacer el juego de armado que hacen Santiago Romero y Gonzalo Porras, pero no la tuvieron fácil. Fallaron varios pases. Eso también llevó a los zagueros a buscar el envío largo para Mascia como último recurso al no tener apoyo en el medio y al cansarse de tocar en la zona de tranquilidad tricolor.

Munúa le pedía a Nacho que bajara unos metros a comenzar las jugadas. Cuando lo hizo, surgió lo mejor de Nacional. Pero Plaza pobló bien el campo y trancó el juego tricolor. Para peor, los puntas Christian Tabó y Alejandro Barbaro no estuvieron precisos, por lo que no generaron peligro por las bandas, lo que hizo que el juego se hiciera un embudo hacia Mascia.

El cierre del primer tiempo terminó con una acción que comenzó a marcar el trámite: roja directa a Eguren por una durísima entrada que dejó la interrogante de qué iba a hacer el entrenador tricolor en el complemento.

Y el DT tricolor fue con todo. Puso a Santiago Romero y a Nicolás López dejando en el vestuario a Barbaro y Mascia.

Salió a buscar el triunfo Nacional y tuvo un par de jugadas con quienes habían recién ingresado que ilusionaron a los hinchas que llegaron al Suppici. Pero de a poco, el local empezó a tomar el control del juego.

Eduardo Espinell sacó provecho del jugador de más que tenía en cancha y no se metió atrás. Mandó a la cancha a Nicolás Rodríguez por Cristian Malán y le dio más ataque por la derecha, mientras que el Tanque Rivero fue la principal carta de ataque patablanca en el inicio del segundo tiempo, bajando pelotas y provocando peligro.

Plaza jugaba con tranquilidad y dominaba el trámite. Nacional, en tanto, comenzó a buscar pelotazos al Diente para que corriera arriba.

La defensa tricolor comenzó a dejar huecos al distanciarse de los volantes y el conjunto coloniense llegaba en bloque, bien armado y con superioridad numérica.

Primero avisó Nico Rodríguez con un remate que rompió el respeto hacia el grande que llegaba a la ciudad.

Y a los 75', Dibble, de gran noche, puso el 1-0 tras una gran jugada personal que definió de zurda, sin que nada pudiera hacer Luis Mejía.

El tanto dio la sensación de que cerraba el partido porque Nacional había mostrado muy poco y Plaza estaba muy bien parado con su férreo 4-4-2, con una zaga que anuló a la delantera tricolor –incluido López– y con una línea de volantes que manejó el medio con categoría, incluso con lujos.

Pese a haber jugado con suplentes, Nacional sintió el cansancio. En el final, dando por perdida la apuesta al buen juego, Munúa mandó a Cabaco de 9 a buscar un empate que por lo menos lo dejara con la punta del Clausura. No hubo caso. Plaza se abroqueló y en un contragolpe de Dibble, que definió con un remate en el palo, Mathías Olivera, en contra, puso el definitivo 2-0.

Plaza logró un histórico triunfo (nunca le había ganado al tricolor en su historia) y los hinchas de Nacional se sacaron de la peor forma posible la duda que tenían en el arranque sobre la alineación de Munúa, quien ante Rosario Central había hecho un gran planteo pero que ayer apostó y metió la pata en Colonia.


Antecedentes en el Suppici

Torneo Resultado

Clasificatorio 2002 Nacional 3-0

Clausura 2002 Nacional 2-1

Apertura 2003 Nacional 1-0

Clasificatorio 2004 Empate 0-0

Clausura 2004 Empate 1-1

Uruguayo Especial 2005 Nacional 4-1

Populares de la sección

Acerca del autor