Rosberg sigue imparable y ganó en China

El alemán ganó su tercera carrera al hilo y le sigue sacando ventajas a su compañero de escudería, Lewis Hamilton

El piloto alemán de la escudería Mercedes, Nico Rosberg, logró la victoria este domingo en el Gran Premio de China de Fórmula 1, con lo que aumentó su ventaja al frente de la clasificación de un Mundial para el que, tras tres carreras disputadas, comienza a postularse como serio aspirante.

Su compatriota Sebastian Vettel (Ferrari) ocupó el segundo puesto, y el ruso Daniil Kvyat (Red Bull) fue tercero en línea de meta. El otro piloto de Mercedes, y vigente campeón del Mundo, Lewis Hamilton, finalizó en séptima posición en una carrera que tuvo que ser neutralizada una vez por el coche de seguridad para limpiar la pista a causa de la presencia materiales perdidos por los monoplazas, que propiciaron el pinchazo de Ricciardo.

Rosberg, vigente subcampeón del mundo, aventajó en 37 segundos a Vettel para lograr su victoria 17 en F1, que supone además la sexta consecutiva.

Las tres carreras conquistadas en el campeonato-2016 demuestran que los tres triunfos con los que finalizó el 2015 no fueron fruto de la casualidad ni de una relajación del entonces ya proclamado campeón del mundo Lewis Hamilton.

Los nueve pilotos que han logrado ganar las tres primeras carreras del Mundial han acabado imponiéndose en la clasificación general al final de temporada.

El alemán de Mercedes, que salió desde el primer puesto de la parrilla, fue sorprendido por el australiano Daniel Ricciardo en los primeros metros, que llegó a ponerse a su altura, aunque un pinchazo del piloto de Red Bull en la tercera vuelta permitió que el recorrido de Rosberg fuese un camino de rosas, favorecido por el toque entre los dos Ferrari en la primera curva.

"Nunca tuve un coche tan bueno, tan equilibrado. Gracias a los chicos", se felicitó Rosberg tras rebasar la bandera a cuadros.


Terminar fue una victoria para Alonso

Ricciardo finalizó en cuarta posición, mientras que Raikkonen, el peor parado del choque con el monoplaza de Vettel, también remontó hasta ser quinto.

Hamilton, que salió en última posición en la parrilla, remontó hasta el séptimo puesto pese a que en la salida su coche llegó a impactar con el brasileño Nasr.

"Fue una carrera difícil. Salí bien e intenté evitar a todos los coches que estaban delante de mí, pero toqué con un Sauber y se rompió mi alerón", explicó el británico, quien felicitó a su compañero de escudería por la victoria.

Los españoles Carlos Sainz (Toro Rosso) y Fernando Alonso (McLaren) finalizaron 9º y 12º respectivamente, mientras que el mexicano Sergio Pérez (Force India) volvió a quedarse fuera de los puntos merced a su undécima posición.

"Hoy las cosas no fueron como queríamos y la presencia del coche de seguridad no me ayudó", señaló el piloto 'azteca'.

Su compatriota Esteban Gutiérrez (Haas) acabó 14º.

Alonso, cuya participación en la carrera estuvo en tela de juicio hasta el viernes, después de los ensayos libres, logró superar las molestias físicas que arrastra desde su aparatoso accidente en Australia. Su discreto puesto, fraguado a raíz de una mala salida, no resta mérito a la voluntad del piloto de McLaren por disputar el Gran Premio.

Los 22 monoplazas completaron las 56 vueltas de la carrera en un país que demuestra que vive con pasión este deporte.

Rosberg ha abierto un hueco de 36 puntos al frente del Mundial de pilotos, que vivirá su próxima carrera en el GP de Rusia, en Sochi.