Rory McIlroy en el camino de Tiger

la vertiginosa carrera del golfista norirlandés disparó las comparaciones con un héroe moderno del golf actual: Tiger Woods, pese a los 11 Majors que hay de distancia entre un deportista épico y un gran proyecto

Desde la aparición exitosa de Rory McIlroy en 2007 y su éxito posterior en tres Majors, el golfista norirlandés dejó de ser un simple jugador del circuito para transformarse en la sombra peligrosa de Tiger Woods.

Pese a los 11 Majors que tienen de distancia y varios años de experiencia en favor del estadounidense, el ascenso de uno coincidió con la caída del otro, embarrado en escándalos sexuales que repercutieron en su carácter a prueba de balas y en su juego exquisito.

Las comparaciones están a la orden del día. ¿Podrá McIlroy superar a Woods?

Nadie puede llegar a cometer la equivocación de poner en tela de juicio las condiciones de McIlroy. Desde su irrupción como profesional se destacó como un jugador seguro y dueño de una riquesa técnica que le garantiza una precisión de reloj.

Sin embargo, la reciente victoria en en el Abierto Británico con apenas 25 años lo puso en el pedestal que comparte con Jack Nicklaus y Tiger Woods como los únicos jugadores en ganar tres tramos diferentes del Grand Slam antes de los 26 años, un galardón que disparó especulaciones y comparaciones.

Pese al éxito arrollador de McIlroy, la jerarquía y el dominio de Woods parecen inalcanzables.

Pese a que comparten registros de victorias, ganaron las mismas competencias y los dos fueron números uno del mundo, hay diferencias que rompen los ojos entre un golfista épico y uno que está en vías de serlo.

Que McIlroy puede ser el sucesor de Woods una vez que se retire es una hipótesis más que probable, pero aún en la actualidad, con ambos golfistas compartiendo el green, el rey seguirá siendo Tiger.

Números en favor del rey
El estadounidense fue el único jugador en la historia del golf en ganar el US Amateur en tres ocasiones (1994, 1995 y 1996) antes de convertirse en profesional. Diez años después de su último logro, un joven McIlroy levantaba el Campeonato de Europa Amateur.

En su primera temporada como profesional, Woods ganó dos PGA Tour, lo que le valió el premio a mejor “rookie del año”, galardón que McIlroy no obtuvo, ya que en su primer año no pudo ganar ningún certamen de relevancia internacional.

McIlroy, actual número dos del mundo detrás del australiano Adam Scott, fue número uno del mundo durante 39 semanas, cuando, a la misma edad, Woods lideraba el ránking por más de 140 semanas.

Como profesional, durante sus primeras cuatro temporadas, Woods ganó 15 torneos de PGA Tour entre los que se cuentan dos Majors, frente a los dos de McIlroy, sin ningún torneo grande.

La comparación numérica entre los deportistas no pretende resistirse al mérito cosechado por McIlroy ni negar su calidad como el golfista del presente y del futuro. Es simplemente un recuerdo de que la especulación con un futuro cercano a Woods es compatible, pero McIlroy deberá mejorar sus números de victorias de forma astronómica para intentar llegar al nivel de Woods.

McIlroy demostró tener grandes cualidades en la actualidad y supera a una versión de Woods que, cercana a los 40 años y con varias lesiones en su espalda y cadera, aún da pelea para defender su legado.


Fuente: El Observador

Populares de la sección

Comentarios