Ronda Rousey, la noqueadora de los 34 segundos

La estadounidense, medalla olímpica en Judo, se convirtió en la principal atracción de la UFC al derrotar a la brasileña Correia

Tan solo 34 segundos le bastaron a la estadounidense Ronda Rousey para noquear a la brasileña Bethe Correia y sumar una nueva victoria, que la ratifica como la principal luchadora y atracción –tanto en hombres como en damas- del UFC (Ultimate Fight Championship).

Hoy está en la cima del deporte de la jaula, pero sus comienzos no fueron fáciles. Rousey fue luchadora de judo y logró el bronce olímpico en los Juegos de Pekín de 2008, premio que no fue muy valorado por ella.

Años después comenzó en el UFC. Por aquel entonces, en 2011 -recuerda The Wall Street Jorunal- se le preguntó al empresario capo de esta disciplina de arte marcial mixta, Dana White, cuando se iban a ver mujeres peleando. "Nunca", fue su contundente respuesta.

Cuatro años después, las cosas cambiaron gracias –en gran parte- a la ascendente carrera de Rousey, quien hoy es la principal figura del UFC.

Para ella no fue fácil. Luego de ver el nuevo deporte por TV en un bar, dijo que ella podría subir al octógono a pelear. Comenzó entrenado en gimnasios hasta que en 2012 tuvo su primera pelea.

Los éxitos siguieron hasta tener una marca de 12 peleas invictas contando la del pasado sábado. Lo que llama la atención es que en los últimos combates arrasó a sus rivales. A Correia le ganó en 34 segundos, pero en los anteriores tres enfrentamientos había ganado en 14 segundos, 16 segundos, y en 1 minuto y 06 segundos. "La pregunta que te hacés es ¿cómo alguien le aguanto 1:06?", dice la nota de WSJ.

Embed

Con 28 años, su carrera la catapultó a lo más alto del UFC. El sábado, en la velada realizada en Río de Janeiro, fue la última en pelear, luego de varios combates masculinos. Sus fans debieron esperar hasta pasadas las 2 de la madrugada para verla en acción y hasta el mismo LeBron James –máxima estrella de la NBA- le deseó suerte vías Twitter para que "pateará c****".

Además, Rousey -que también se destaca por insultar a sus rivales usando lenguaje explícito- es una estrella afuera del ring, lo que la ha llevado a tener participaciones en películas como Los Indestructibles 3, Entourage y en Rápido y Furiosos 7.

En Brasil, ante Correia, no tuvo piedad. La brasileña había comentado que si le ganaba a Rousey, ésta podría suicidarse. En su comentario, la locataria no tuvo conocimiento de que el padre de la estadounidense había fallecido de esa forma. Intentó disculparse, pero no hubo caso. En el ring, la luchadora norteamericana dejó de lados sus habituales llaves para ganarle con golpes de puños, en un ataque más agresivo que en sus anteriores peleas.

"En lugar de forzar un agarre, tenía previsto abrumarla golpeando primero para que ella quisiera agarrarse antes, y eso es exactamente lo que pasó", dijo Rousey, quien retuvo por quinta vez su título de peso gallo, y subió otro escalón en lo más alto del UFC.


Populares de la sección