Ronaldo dio el susto en la práctica de Real Madrid

El portugués recibió un golpe que lo obligó a dejar el entrenamiento, pero luego aseguró que está bien para la final del sábado

El delantero luso de Real Madrid Cristiano Ronaldo aseguró que estará bien de cara a la final de la Liga de Campeones del sábado tras retirarse prematuramente del entrenamiento este martes después de recibir un golpe.

Cristiano, que ha estado ejercitándose con precaución en los últimos días, comenzó con normalidad el entrenamiento con sus compañeros.

Cuando faltaban apenas unos minutos para que finalizara el ejercicio, el jugador sufrió un golpe con el defensa Dani Carvajal y el portero Kiko Casilla, por lo que se acercó a los fisios llevándose la mano a la pierna izquierda.

Tras ser atendido, abandonó el terreno de juego, apenas dos o tres minutos antes de que lo hicieran el resto de sus compañeros.

"Estoy bien, he tenido un pequeño problema en el entrenamiento, un 'bocadillo' (golpe) como dicen aquí, pero mañana o pasado estaré bien", dijo el jugador a la televisión del Real Madrid tras el entrenamiento.

Este contratiempo había hecho saltar las dudas sobre el estado de la estrella portuguesa, aunque poco antes, el técnico Zinedine Zidane, había asegurado que "estará listo" para la final de la Liga de Campeones contra el Atlético de Madrid.

"El sábado (pasado) no jugó (un partidillo de entrenamiento), pero sólo por precaución y hoy vamos a ver cómo viene, pero estará listo para el sábado", dijo Zidane en una rueda de prensa, en el día abierto a los medios con motivo de la final de Liga de Campeones del 28 de mayo contra el Atlético de Madrid.

"Es más una sensación" del jugador, había añadido el técnico.

También se ejercitaron con el grupo este martes el colombiano James, que se recupera de una sobrecarga muscular, y Álvaro Arbeloa, que se repone de un esguince leve en la rodilla.

"La única pega importante es la de Varane, eso sí que es muy grave", dijo Zidane, que auguró "dos o tres semanas" de baja al central por una lesión muscular y se perderá la final frente al Atlético.

"La temporada ha sido buena, el trabajo que están haciendo los jugadores es bueno. Llegamos en un buen momento a la final, pero cuando pita el árbitro es 50-50 y hasta el final vamos a tener que sufrir", adelantó el técnico blanco.

Emoción de Zidane

Zidane se mostró satisfecho por haber logrado llegar a la final, apenas cinco meses después de haber tomado los mandos del equipo blanco en enero. "Estoy emocionado, contento, tengo la suerte de estar aquí y vivir este momento", añadió el técnico blanco.

"Sólo conozco la sensación (de jugar una final de 'Champions') de jugador, ahora la voy a tener como entrenador. La voy a afrontar con tranquilidad, con determinación y con paciencia", aseguró.

Zidane descartó, sin embargo, que una derrota en Milán suponga un fracaso. "El fracaso sería no dar lo máximo, luego sabemos que en una final puede pasar de todo", aseguró.

El técnico blanco insistió en que el partido "va a ser difícil, complicado, porque jugamos contra un equipo que no sólo defiende muy bien, es un equipo completo, que puede jugar, que te puede meter en dificultades jugando".

Zidane sólo se ha enfrentado como entrenador a Atlético de Madrid una vez en Liga en esta temporada desde que se hizo cargo del equipo y el encuentro se saldó con una derrota 1-0 para los blancos en su propio feudo del Santiago Bernabéu.

"La presión la tienes siempre, es parte del trabajo y me gusta. He sido jugador y también tenía presión, a lo mejor, más como entrenador, pero me gusta", insistió Zidane, que estuvo como segundo de Ancelotti en la final de Liga de Campeones de 2014 que ganó Real Madrid 4-1 en la prórroga a Atlético en Lisboa.

"Es difícil decir si estamos mejor ahora que en Lisboa", consideró Zidane, insistiendo en que "la idea es que estemos mejor el sábado" en el partido.


Fuente: AFP

Populares de la sección