Román le apunta a Nacional

Riquelme la rompió en la práctica, regresa ocho meses después de su retiro ante Unión y se perfila para la copa

Ocho meses después de coquetear con Palmeiras. De pelearse con el presidente de Boca. De ver por televisión el regreso de Carlos Bianchi y el mal verano de sus compañeros.

Después de todas las especulaciones, los rumores de internas en el grupo, el inicio del campeonato, los malos resultados y sobre todo el aspecto futbolístico.

Carlos Bianchi se decidió a jugar con la carta que tenía en la manga: el talento de Juan Román Riquelme, para levantar a un equipo que parece sin rumbo.

Y justo previo a la noche en que Nacional deberá visitar a Boca en La Bombonera, el entrenador toma la carta y la tira arriba de la mesa.

Riquelme vuelve a jugar. Será titular ante Unión de Santa Fe el fin de semana, como preámbulo para el duelo de la Copa Libertadores ante los tricolores.

Apenas volvió de Ecuador, Carlos Bianchi quería verlo para comprobar si estaba fino. En definitiva, decidir si era el momento o no. Y Juan Román Riquelme le demostró estos últimos días que está más que listo para volver a jugar. Especialmente, en el ensayo formal en la Bombonera, donde se lució como asistidor.

El diario Olé reveló que el 10 se lució en el último entrenamiento.

“Román, que regresará a las canchas luego de ocho meses de parate, le dio las tres asistencias a Santiago Silva, que luego el Tanque convirtió en goles y en el triunfo para los titulares. Fue 3-2, con el hat-trick del Pelado y del otro lado las anotaciones de Palacios e Imbert, dos de los que se asoman desde las juveniles.

“Un jugador no salva a un equipo”, advirtió Bianchi, quien además se lamentó de que Riquelme no haya formado parte del plantel en la pretemporada.

“Román está con ganas de reaparecer, vamos a evaluarlo” dijo el entrenador tras la victoria del Boca Juniors en Ecuador ante Barcelona de Guayaquil 2-1 en la Copa Libertadores, y en el último entrenamiento con vistas al encuentro con Unión le alineó entre los que jugarán desde el minuto inicial.

Está claro que se aguardó el momento indicado para largarlo al ruedo.

Bianchi sabe que Riquelme no es moneda de oro y que muchos lo esperan para castigarlo en caso de que no tenga una buena producción.

Por eso el talensoso volante reaparecerá mañana en La Bombonera ante el equipo más flojo de la Primera División argentina con la vista apuntando a Nacional por la Copa Libertadores de América.


Populares de la sección

Comentarios