Rojas se juega su última carta para ir a Río

"Presión no tengo", dijo a Referí el atleta que será la principal atracción en la Maratón de Montevideo este domingo

La Maratón de Montevideo de este domingo será el escenario con el que se cerrará el plazo para que los maratonistas uruguayos busquen sus marcas para los Juegos Olímpicos de Río 2016 y la carrera tendrá a Aguelmis Rojas como su principal protagonista, ya que el cubano nacionalizado uruguayo hará su último intento para correr los 42,195K por debajo del tiempo requerido: 2:19:00.

"Estoy muy bien. Pude hacer la preparación en la altura de Salta en un mes y pude completar todos los entrenamientos. Ahora solo espero que el domingo nos ayude el tiempo", dijo a Referí el atleta que llegó el jueves a Montevideo procedente de Maldonado, donde reside y entrena.

Hasta el momento, son tres los atletas que ya tienen marca para ir a Río: Nicolás Cuestas, con un crono de 2.15.31, Martín, con un tiempo de 2.16.43 -ambos logrados en octubre en la Maratón de Buenos Aires, cuando la marca mínima era de 2.17.00, antes de que se cambiara a 2.19.00, en diciembre-, y Andrés Zamora, con 2:18:57, apenas tres segundos menos que el tiempo requerido.

Si Rojas logra bajar el tiempo de Zamora, el cubano-uruguayo se meterá entre los tres cupos que se le otorgaron a Uruguay e irá a Río junto a los hermanos Cuestas. Si no lo logra, el equipo celeste quedará tal como está conformado hasta el momento.

Esa situación le pone un condimento extra a la Maratón de Montevideo, ya que hay mucho en juego, como no había ocurrido en las dos primeras ediciones.

"Presión no tengo", dijo Rojas a Referí. "Porque yo hice todo bien y me preparé bien, de la mejor forma", explicó.

El viento, la gran preocupación

La gran cuestión ahora pasa por cómo estará el tiempo el domingo a la mañana, cuando el maratonista y los demás corredores deban salir a la rambla, donde se disputa la mayor parte de la carrera.

"Es lo más complicado, cómo se va a dar el clima. Pero no nos queda otra, el domingo es la última oportunidad de lograr la marca", señaló. "Si el viento juega en contra ya es algo del destino, que yo no puedo controlar", agregó Rojas.

Para los especialistas y quienes tienen experiencia en maratón, en una carrera tan larga, y en un trayecto como la rambla, de ida y vuelta, donde un tramo puede ser con viento a favor o en contra, o al revés, el tiempo que se pierde por el viento en contra es prácticamente imposible de recuperar.

En su entrenamiento en Salta, Rojas coincidió con el argentino Mariano Mastromarino, ganador de la pasada Maratón de Buenos Aires y medallista en el Panamericano de Toronto, donde Rojas también compitió. "Fue de casualidad lo de Mastromarino. Justo coincidimos ahí porque él estaba entrenador para correr este domingo en la Maratón de Rotterdam y realizamos algunos trabajos juntos", señaló.

Rojas, quien no pudo buscar su marca en la Maratón de Sevilla por lesiones en el tendón de Aquiles y en la rodilla, también quiso participar en Rotterdam, "pero no se dio", indicó

Consultado sobre la particular situación que viven los maratonistas uruguayos, que mantienen una excelente relación entre ellos y deben competir por los cupos, el corredor fernandino señaló: "Nos llevamos bien entre todos, nos deseamos suerte, pero esto se define por el tiempo y la marca. Todo depende de cómo haya hecho las cosas cada uno y cada cual lo hizo según sus posibilidades, y el que esté mejor irá. Tenemos una buena relación entre todos y después del domingo, sea cual sea el resultado, va a seguir todo igual, la amistad es lo primero en el deporte".


Populares de la sección

Acerca del autor