Roger y Nole sufrieron

Los dos tenistas ganaron con complicaciones; Cuevas perdió en dobles y se despidió los platos fuertes de hoy

Roger Federer y Novak Djokovic debieron recurrir a un cuarto set para conseguir pasar a los octavos de final de Roland Garros ayer ante el ruso Dmitry Tursunov y el croata Marin Cilic, respectivamente.

El suizo, quinto cabeza de serie del torneo y ganador en 2009, accedió a la siguiente ronda al ganar con dificultad a Tursunov en cuatro sets por 7-5, 6-7 (7/9), 6-2 y 6-4.

Federer jugará por una plaza en cuartos con el letón Ernests Gulbis (N.18), quien ayer le ganó al checo Radek Stepanek en tres mangas por 6-3, 6-2 y 7-5.

Con este triunfo la leyenda suiza alcanza un récord al llegar a los octavos por 12ª vez en 16 participaciones en el torneo de la capital francesa.

Tras dos juegos resueltos con facilidad, Federer se topó con un Tursunov cada vez más cómodo en la pista central, que se mostró en disposición de ganar al cuarto jugador de la ATP por primera vez tras haber recibido cuatro derrotas.

Respaldado por una gran derecha, el ruso no dudó en atacar al suizo, cuya solidez fue menor a la habitual debido a sus inusuales problemas con el servicio (dos bolas de break concedidas, pero salvadas).

Federer además tuvo la ocasión de prácticamente sellar el partido con cuatro bolas de set en la segunda manga. La desaprovechó y Tursunov se repuso para igualar 1-1.

“Me ha hecho daño con sus grandes golpes. Al final él ha bajado un poco, pero seguía siendo peligroso. Afortunadamente yo he servido bien. Estaba un poco frustrado tras el segundo set, pero finalmente estoy contento de haber pasado”, analizó Federer.

Con menos potencia que en las dos mangas inaugurales, Tursunov se inclinó finalmente ante Federer, aclamado una vez más por la pista central.
Por su parte, el serbio Novak Djokovic, número 2 de la clasificación mundial, sufrió este viernes para derrotar al croata Marin Cilic, 26º mundial, en cuatro sets 6-3, 6-2, 6-7 (2-7), 6-4 y accedió a octavos de final de Roland Garros.

Djokovic, que busca su primer título en el torneo parisino, el único Grand Slam que le falta en su palmarés, jugará la próxima eliminatoria contra el francés Jo-Wilfried Tsonga quien derrotó al polaco Jerzy Janowicz por 6-4, 6-4 y 6-3.

En la que supone su novena victoria en nueve partidos contra Cilic, Djokovic tuvo que aumentar su nivel para derrotarlo con respecto a las eliminatorias anteriores.
Cilic jugó de tú a tú al número 2 mundial y le mantuvo en la pista durante 3 horas y 11 minutos. Finalmente el serbio, que convirtió 7 bolas de break por 3 de su rival, impuso su plus de calidad para salvar la situación y seguir vivo en París.

“Es un amigo. Nos conocemos desde hace mucho tiempo. Tiene mucha calidad, es potente y ha jugado un gran partido, sirviendo con mucha precisión y mostrándose agresivo. Fue duro para mí”, dijo Djokovic nada más acabar el encuentro.

Se despidió Cuevas

El uruguayo Pablo Cuevas también perdió en dobles junto al argentino Horacio Zeballos, por lo que se despide de Roland Garros.
La pareja rioplatense cayó ante la formada por el estadounidense Jack Sock y el portugués Joao Sousa por 3-6, 6-3 y 6-2.

Adiós a Radwanska

A las despedidas tempranas de Na Li y Serena Williams, ayer se sumó otra de las favoritas, Agnieszka Radwanska, quien cayó ante la croata Ajla Tomljanovic (72º de la WTA), que ganó en dos mangas por un doble 6-4. Por su parte, la hispano-venezolana Garbiñe Muguruza y la española Carla Suárez se clasificaron para los octavos de final de Roland Garros, mientras que la argentina Paula Ormaechea fue eliminada por la rusa Maria Sharapova por 6-0 y 6-0.


Populares de la sección

Comentarios