Rodríguez: "La diferencia física es notoria"

El dt de Los Teros seven habló con referí de la derrota en viña del mar, de los errores y de los planes para volver a los primeros planos de Sudamérica
El cuarto lugar del Seven de Viña, y la eliminación de la Qualy de Hong Kong por primera vez en cinco años fue noticia. Por el hecho en sí, pero también porque fue a contramano de una historia de éxito del rugby en los últimos años. El entrenador argentino habló sobre las claves de la derrota.

¿Qué sensación le dejó la derrota en Viña?
La sensación es rara. Primero no haber podido llegar a la Qualy de Hong Kong, que era el objetivo que teníamos. Rescato la valentía del equipo, la entrega que pusieron jugadores lesionados que la pelearon todo el fin de semana. Con respecto al torneo, jugamos con rivales mucho más preparados. La diferencia física de Chile, Brasil y Argentina es notoria, física sobre todo. Son selecciones que se preparan desde agosto. Nosostros nos juntamos el 20 de diciembre.

¿Hubiese sido mejor empezar a entrenar antes?
Fue muy difícil antes, con toda la competencia de clubes tan junta con los seleccionados. Tendríamos que haber buscado un lugar en octubre, pero pretendo mirar para adelante para hacer una preparación física de elite. Los países latinoamericanos nos están sacando mucha diferencia en lo físico, en el uno contra uno, en la fuerza personal, tanto como en el rendimiento.

El acercamiento de Chile y Brasil se veía venir.
Lo venimos hablando desde Punta del Este cuando empezamos a ver las diferencias con los clubes de Buenos Aires. Cuando nos juntamos en Mar del Plata con seleccionados como Argentina, Brasil o EEUU materializás la diferencia. Se puede disimular por la cabeza que tiene el equipo, pero los jugadores lo notaron todo el tiempo. Rescato la valentía y las ganas, me doy cuenta que es lugar de privilegio estar acá. A pesar de todo lo que sufrieron, todos quisieron estar hasta el ultimo partido, y eso me deja feliz.

¿No hubo pretemporada?
Es cierto. No creo que un jugador uruguayo se esté preparando de la manera indicada. Podríamos haberlo hecho, no lo hicimos. No hicimos pretemporada, entrenemos dos días o tres días antes de Punta del Este, dos días antes de Mar del Plata y dos días antes de Viña. Asi y todo llegamos con vida ante Chile, si se hubiera ganado todo eso quedaba tapado.

¿Es responsabilidad de la URU?
De ninguna manera, la Unión está apoyando a su manera, haciendo una experiencia nueva, este año delegó más en manos de los clubes. Yo asumí el riesgo, pero tengo claro que jugador de seleccionado tiene que tener otro tipo de preparación.

¿Fue un error entrenar con grupos de 12 jugadores?
A veces con 12, a veces con 8, el tema fue que se intentó desarrollar jugadores pero sin tiempo. Elegimos a jugadores que veíamos con potencial e íbamos directo a la competencia. Otros que tenían talento muchas veces estaban en otro lugar. Estos chicos tienen que tenerla preparación adecuada, destrezas, para volver a prendernos con el grupo de élite. Hay que asumir la deficiencia en la preparación, la toma de decisiones de tiempos de trabajo, recapacitar.

¿Cómo se puede cambiar esta realidad?
Esto va a tener tres patas: una es la preparación física de élite, otra mejorar calidad individual mediante destrezas, y competencia, para dar rodaje antes del torneo que interesa.

¿Es posible establecer ese sistema?
Sin duda se va a cruzar con intereses de clubes, pero el camino es ese, vamos a trabajar de forma conjunta con Esteban y Guzmán (Meneses y Barreiro, técnicos del XV), trabajar en un solo bloque independientemente de a donde vaya el jugador. En algún momento van a ir al seven y en otro a XV. Nos vamos a enriquecer todos. Esteban estuvo reunido conmigo, estuvo en los entrenamientos, y lo propuso.

¿Cómo sigue esto?
Me quedo a Uruguay todo el mes, seguramente me reúna con el director de rugby, Pablo Lemoine, con el presidente Sebastián Piñeyrúa y con el Head Coach Esteban Meneses para ver como seguimos. Lo que no nos puede pasar es volver a tener competencia encima y volver a hacer este análisis. Para llegar bien al Preolímpico de junio tenemos que empezar a trabajar la semana que viene.



El "cuello de botella" del rugby

El presidente de la URU, Sebastián Piñeyrúa, también habló con Referí de la eliminación de la Qualy de Hong Kong.

"Uno siempre juega para ganar y por eso es un objetivo no cumplido. Pero también se debe tener en cuenta que este año se empezó a trabajar más tarde", explicó el presidente, haciendo referencia a la negociación con los clubes para que, luego de un año en el que no contaron con sus jugadores de selección, pudieran tenerlos para la temporada local de seven, lo que hizo que el proceso de selección recién empezara el 20 de diciembre.

"Nos pareció un pedido razonable y válido. Se hizo, eso implicó modificar la planificación tradicional que tenía el seleccionado uruguayo de seven, que se basaba en jugar torneos en Argentina, jugar como seleccionado algunos torneos locales. Se priorizó otra cosa, concentrarnos en participar en Sevens de Punta del Este, Mar del Plata y Viña del mar", agregó el presidente.

Al ser consultado sobre si el proceso de Rodríguez corre riesgo tras este resultado, Piñeyrúa fue enfático: "Los proyectos de la URU no se evalúan por resultados, se evalúan en base a una cantidad de parámetros y situaciones que pueden haber estado bien o mal. Podremos tomar la resolución de si un DT sigue o no, pero difícilmente tomemos una decisión exclusivamente por resultados, porque esto es un juego y los rivales también entrenan para ganar. Y nos pueden ganar. Cumplir con todos los objetivos no garantiza que un día no pueda pasar lo que pasó ayer y que los felicito por a Chile y Brasil por haberlo logrado. Es lo bueno y lindo de este deporte, tenemos que sentarnos y tomar mejores decisiones para revertir lo que paso el otro día".

"No quiero desmerecer la eliminación a Hong Kong porque en definitiva es un objetivo no logrado. Pero hubo una cantidad de factores que llevaron a tomar la decisiones de que los jugadores se quedaran en sus clubes durante la temporada de seven. Se priorizó fortalecer a los clubes", insistió Piñeyrúa.

¿Hay un cuello de botella en el rugby competitivo actual? Responde el presidente: "A veces pasa, quizás estamos en ese momento. Tuvimos un Mundial de rugby, tuvimos que enfrentar el Argentino de provincias, responderle a los clubes que requerían a sus mejores jugadores, tenemos que hacerle frente en un mes inusual como febrero a un torneo que la unión esta apostando decididamente como la Américas Rugby Championship. Obviamente no creemos que no es algo que no se pueda cumplir con el tiempo, pero cuando estás empezando puede sonar normal este tipo de desajustes, que se requiera algún tipo de tiempo para poder tener éxito en todas las áreas que se enfrenten".