Rodgers quiere un final amigable

El DT de Liverpool quiere un final feliz en el episodio Luis Suárez y que el delantero se quede en el club

El entrenador de Liverpool, el norirlandés Brendan Rodgers, afirmó este lunes que la situación del uruguayo Luis Suárez, que expresó su deseo de dejar el club, se puede "solventar amigablemente".

"No hay ningún problema entre él y yo, está todo en calma", dijo el técnico, que subrayó sin embargo que jugar con Liverpool requiere un especial "compromiso".

"Hasta que no tenga la seguridad de que vamos a obtener nada más que un compromiso del 100 %, no habrá una solución", subrayó Rodgers, que obligó al uruguayo a entrenar en solitario tras unas declaraciones en las que el delantero se mostró dispuesto a forzar su traspaso.

El atacante quiere marcharse a un club que le otorgue la opción de disputar la Liga de Campeones, y asegura que Liverpool se comprometió a facilitar el movimiento si los reds no entraban en la Champions.

El polémico delantero recibió al final de la temporada pasada una sanción de diez partidos por morder al central serbio de Chelsea Branislav Ivanovic, y no podrá disputar encuentros de la liga inglesa hasta octubre.

 


Fuente: El Observador

Populares de la sección

Comentarios