Robo al fútbol

FIFA y Sudamérica contra las cuerdas por el escándalo que se destapó ayer en Suiza

En la madrugada de Zurich, mientras los dirigentes del fútbol mundial dormían y se preparaban para otro día de lobby político en el marco del Congreso de la FIFA, la bomba estalló: siete altos dirigentes de Conmebol y Concacaf, incluido el uruguayo Eugenio Figueredo, fueron detenidos por la Policía suiza a pedido de la justicia de Estados Unidos, que tiene entre manos un demoledor caso contra ellos: la acusación de recibir decenas de millones de dólares en sobornos para otorgar sedes de torneos o derechos de televisación de los mismos, además de lavado de dinero y obstrucción de la Justicia, entre otros casos por los que pueden pagar hasta 20 años de prisión (ver página 3).

Fue el mayor golpe que se recuerde al poder del fútbol mundial, que parecía groseramente impune a la corrupción. Y tiene consecuencias difíciles de calcular. Ayer empezaron a gotear, y agravarán en las próximas horas.

Hasta caída la noche en Zurich, el humo de esa bomba seguía impidiendo ver el panorama general, por lo que los dirigentes se negaron a responder, incluso de manera reservada, las consultas periodísticas. De todos modos, la lectura inicial es que Conmebol y Concacaf fueron los grandes afectados por el escándalo, luego que la acusación involucrara torneos realizados en esas regiones.

Del medio cupo al FBI

Fue una bomba que no esperaban los dirigentes de Sudamérica. Llegaban al Congreso de FIFA ya en una posición debilitada, luego de las gestiones de otras confederaciones como Concacaf, Asia y UEFA para hacerse con medio cupo más para el próximo Mundial de Rusia 2018, y hacer que Conmebol dejara de tener sus cuatro plazas y media.

Pero a esta altura, la media plaza parece un cambio chico y hasta un tema menor. Desde lo futbolístico, más allá de cómo se reacomode el mapa de poder de Sudamérica, será un golpe durísimo ya que políticamente la región quedó severamente afectada.

El panorama ayer en Zurich era desolador por lo inmediato, pero también por lo que viene. Conmebol ocupó por décadas un lugar primordial en la toma de decisiones de FIFA, primero con el brasileño Joao Havelange como presidente, luego con el argentino Julio Grondona como vice, cargo que ocupó Figueredo tras su muerte, y también el brasileño Ricardo Texeira (yerno de Havelange), ocupando puestos clave. Esa acumulación de poder derivó, además de negocios que hicieron ricos a muchos, en que Sudamérica disfrutara de las famosas 4,5 plazas, 45% de sus afiliados. Europa, que lo sigue en representatividad, clasifica al 13% . En ese sentido, parece un golpe casi definitivo al poder sudamericano.

¿Y Blatter?

Las consecuencias sobre el suizo todavía no aparecen claras. Su imagen ya estaba destrozaba en la opinión pública, pero quienes lo mantienen en el poder desde 1998 no son los hinchas de a pie sino las federaciones nacionales, todas con sus intereses políticos.

El presidente de la FIFA rápidamente salió a aclarar que parte de la investigación (la que tiene que ver con la adjudicación de los Mundiales 2018 y 2022) fue pedida por la propia FIFA, con lo que buscó ponerse del lado de los acusadores, además de aclarar que, por ahora, no es investigado. Por otro lado, el Tribunal de Ética suspendió a los 11 dirigentes de forma express -son 14 los acusados, tres de ellos empresarios- en una clara señal de que les “soltó la mano”.

Además, su portavoz dejó claro que la elección se hará mañana como estaba estipulado, con el suizo compitiendo con el jordano Ali Bin al Hussein, a pesar que la UEFA reclamó que se suspendan.

Por otro lado, el caso de los sobornos sudamericanos difícilmente alcance al suizo, ya que involucra en su mayoría a torneos como Copa América, Libertadores o Copa Oro de Concacaf. Sí aparecen lateralmente la recolección de votos para la asignación del Mundial de Sudáfrica, o para su reelección como presidente. Esas, junto a la causa en la justicia suiza que investiga la corrupción en la asignación de los Mundiales 2018 y 2022 (ver recuadro), son los flancos por los cuáles puede quedar contra las cuerdas el hombre más poderoso del deporte mundial, que ayer, por primera vez, ya no pareció un intocable.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios