River perdió la cabeza y la punta

Perdió mucho más que tres puntos: Juventud venció en su ciudad 3-1 a los darseneros, que terminaron con cuatro jugadores y su entrenador expulsados

Tarde nefasta para River Plate en el Parque Artigas en un partido que comenzó con ventaja 1-0 ante Juventud, pero terminó con derrota por 3-1 y con sólo siete jugadores dentro de la cancha, además de la punta perdida.

El partido comenzó con alegría para los darseneros. Sobre el cuarto de hora, Leandro Rodríguez puso el 1-0 para la visita, en una definición de chilena tan exquisita como efectiva.

Con el correr de los minutos Juventud pasó de dominado a dominador y en ocho minutos transformó el 0-1 adverso en un 2-1 mediante goles de Jaime Báez, que definió a voluntad tras eludiar a Frascarelli y de Jonathan Blanes, de tiro penal, por mano de Sebastián Taborda.

Festival de rojas
El primer tiempo concluyó con el 2-1 en favor de Juventud. Para el inicio del complemento el entrenador Guillermo Almada mandó al campo de juego al francés Walter Vas y al veloz Claudio Techera, en pos de potenciar su ataque.

Pero el trámite del partido deparó a River Plate dos tarjetas rojas en los primeros siete minutos del complemento, que condicionaron el resto del partido. La primera para Martín Alaniz por presunta incorrección verbal. Luego fue para el lateral Claudio Herrera, quien vio la segunda cartulina amarilla por una falta.

Al promediar el segundo tiempo al árbitro central Esteban Ostojich volvió a sacar la tarjeta roja y fue por partida doble para el lateral locatario Maximiliano Moreira y para Hamilton Pereira.Quedaron ocho contra diez.

Con River Plate ya descontrolado, Juventud hizo su juego: corrió la pelota, explotó los flancos que dejó el rival que quedó con tres hombres en el fondo y cerró el partido con un gol del sanducero Gastón Puerari en gran definición.

De ahi en más hubo tiempo para más expulsiones, primero para el entrenador darsenero Guillermo Almada por ingresar al campo a protestar a Ostojich. Luego para Fernando Gorriarán por dura entrada a Matías Duffard.

Ganó Juventud, que lleva una racha de cuatro partidos sin derrotas y se aleja de la zona de descenso.

Para River Plate, que concluyó con siete jugadores, fue una tarde fatal. Además de la derrota, perdió la ocasión de llegar a la cima del Clausura, ya no lidera más la clasificación anual y tendrá, para la próxima fecha ante Sud América, las bajas de los cuatro jugadores que ayer fueron expulsados. Demasiado caro le costó a River Plate la visita a Las Piedras.


Fuente: Gustavo Martín @Martingustav

Populares de la sección

Comentarios