River le pegó un sacudón a Defensor

Los darseneros derrotaron claramente a un Defensor que no apareció en ningún momento

River no es River. Acaban de cobrar el sueldo de setiembre cuando en días hay que pagar octubre. Recién ahora están casi al día luego de meses de lucha, algo que el club no estaba acostumbrado.

Defensor no es Defensor. No se encuentra en la cancha, su fútbol desapareció y su primera jugada de gol fue recién a los 72 minutos luego de que un desconocido Giorgian De Arrascaeta pateara de fuera del área y Nicola Pérez la tirara al córner.

El equipo de Fernando Curutchet sufrió el efecto contagio. Comenzó mejor, pero la enorme mayoría de sus futbolistas tuvo una tarde flojísima.

Porque a De Arrascaeta hay que sumarle lo de Nicolás Correa en el fondo –le falta mucho fútbol–, lo de Mauro Arambarri –un jugadorazo que faltó sin aviso–, el argentino Caffa, Luna y Matías Alonso. Demasiadas ventajas.

El fútbol empezó a aflorar en los pies de Cristian Techera. Ese chiquito que la lleva a una velocidad inusitada para lo que es el común denominador del fútbol uruguayo, logró abrir dos veces a la defensa violeta y así llegaron los goles.

Todo ese desgaste que intentó Defensor se fue al tacho con dos jugadas de Techera, la primera habilitando a Michael Santos para su octavo gol en el Apertura, y la segunda para llegar casi a su grito pero que terminó con Arias convirtiendo en su propia valla.

Fue un golpazo para los violetas que en 32 minutos ya perdían 2-0 y sin levante.

Curutchet buscó variantes rápidas para el inicio del complemento. Intentó refrescar la media cancha e ingresaron dos botijas de la cantera violeta: Brian Lozano por Caffa y Facundo Castro por Gino.

River se tiró atrás, ya no era el mismo y Defensor se agrandó en la cancha, pero jugando siempre de forma muy personalista, aportando escasísimo juego colectivo y sin llegadas con criterio al arco rival.

El árbitro Jonathan Fuentes se apresuró y expulsó a Ángel Rodríguez –de buen partido quitando mucho en el medio– a los 53 minutos.

Era la gran oportunidad para los violetas. Pero por más que el equipo tenía a jugadores de buen pie de mitad de cancha hacia arriba, no lograba vulnerar a una defensa bien parada. Tanto era así que el equipo se desdibujó tácticamente y el zaguero Arias fue a jugar como un delantero más.

Pero el juvenil Lozano se fue minutos después expulsado y allí quedaron ambos con 10. Entonces todo ese empuje que podía tener Defensor, también se quedó por el camino, incluso luego de que entró Ignacio Risso por un intrascendente Matías Alonso.

River relegó casi toda la segunda parte, prácticamente no llegó al arco de Campaña manejando los tiempos. Dejaba que su rival hiciera el gasto, pero así y todo, Defensor –pese a no claudicar en el intento– careció de todo.

Por eso Defensor no fue Defensor. Y al final, River empezó a ser River, futbolísticamente. Lo económico va por otro carril. Así se trepó al cuarto lugar y quiere seguir escalando.

DEFENSOR SP. 0
Martín Campaña    5
Emiliano Zeballos    4
Ramón Arias    5
Nicolás Correa    4
Robert Herrera    5
Federico Gino    5
Mauro Arambarri    4
Juan Pablo Caffa    4
Giorgian De Arrascaeta    4
Adrián Luna    4
Matías Alonso    4
DT: Fernando Curutchet

RIVER PLATE 2
Nicola Pérez    6
Claudio Herrera    5
Williams Martínez    5
Cristian González    5
Luis Torrecilla    6
Gabriel Marques    6
Ángel Rodríguez    6
Fabián Bastidas    5
Michael Santos    6
Cristian Techera    7
Leandro Rodríguez    4
DT: Guillermo Almada

CAMBIOS EN DEFENSOR: 45’ Brian Lozano (2) x Caffa y Facundo Castro (4) x Gino y 65’ Ignacio Risso (4) x Alonso
CAMBIOS EN RIVER PLATE: 56’ Fernando Gorriarán (4) x Bastidas, 77’ Robert Flores x L. Rodríguez y 82’ Santiago García x Santos
CANCHA: Parque Franzini JUEZ: J. Fuentes (4)
GOLES: 23’ Santos (RP) y 32’ Arias (DS) en contra
AMARILLAS: Arias y Lozano (DS) y C. González (RP)
EXPULSADOS: 53’ A. Rodríguez (RP) y 67’ Lozano (DS)


Populares de la sección

Comentarios