River ganó el clásico y es finalista

En un vibrante partido, los millonarios superaron por 1-0 a Boca, que desperdició un penal en el inicio del partido

River Plate se clasificó a la final de la Copa Sudamericana al ganarle por 1-0 (1-0) a Boca Juniors en un emotivo y entretenido superclásico argentino, en el partido revancha de las semifinales jugado la noche del jueves en el estadio Monumental en Buenos Aires.

En la final, River se enfrentará con el colombiano Atlético Nacional de Medellín, que en la otra semifinal dejó fuera de carrera al brasileño Sao Paulo.

Leonardo Pisculichi, a los 16 minutos marcó el gol que determinó la victoria y la clasificación de River, que también tuvo como héroe al arquero Marcelo Barovero, que se lució al atajarle un penal a Emmanuel Gigliotti cuando apenas iban 3 minutos.

El clásico tuvo un comienzo volcánico y sorpresivo, ya que apenas habían pasado 15 segundos cuando el árbitro Germán Delfino cobró penal por falta de Ariel Rojas a Meli, pero Barovero se encargó de salvar a River de un gol de visitante que hubiera sido crucial, al arrojarse hacia su izquierda y desviar el remate débil de Gigliotti.

En esos primeros minutos, Boca se mostró más agresivo, y volvió a tener otra excelente ocasión cuando Carrizo remató desde fuera del área, Barovero dio rebote, pero se redimió al contener la embestida de Gigliotti.

Como contrapartida, River facturó en su primera aproximación al área visitante y consiguió el gol definitivo con un zurdazo cruzado y rasante de Pisculichi, que entró al lado del poste derecho, sin darle chance a Orion.

Dentro de un desarrollo tenso, con mucha pierna fuerte y algunas infracciones que no fueron debidamente sancionadas por Delfino, Boca tuvo más oportunidades para alcanzar el empate, incluidos un gol mal anulado a Gigliotti, ya que estaba habilitado al recibir el pase que lo dejaba solo frente a Barovero, y luego un cabezazo de Gigliotti se fue al lado del poste izquierdo.

Lejos de ser el dominador, River resistió luego de conseguir la ventaja, y trató de quitarle espacios a Boca e intentar jugar de contraataque, para lo cual contaba con el uruguayo Mora y el colombiano Teófilo Gutiérrez, y 'Teo' tuvo una buena ocasión en el final del primer tiempo, pero Orion le negó el festejo.

En la segunda parte el encuentro se hizo más vibrante y tenso aún, pero, con la salida de Gago por lesión, Boca perdió precisión en el mediocampo y en la gestación de las jugadas, y pronto comenzó a repetirse en pelotazos y en centros frontales.

De su lado, River, con un enorme campo por delante, generó varias situaciones para liquidar la serie, pero Gutiérrez estuvo en una noche poco propicia y dilapidó varias situaciones que generó; primero, con un derechazo forzado que obligó a la estirada de Orion, luego con un cabezazo elevado a centímetros del arco, y cerca del final, definió otra vez de manera imprecisa.

También el uruguayo Carlos Sánchez podría haber marcado el segundo tanto de los 'millonarios', pero por dos veces el lateral charrúa definió muy desviado cuando estaba en terreno propicio.

Boca cambió y sumó a Chávez para ganar peso en ataque, pero en la lucha perdió precisión y no inquietó en los últimos minutos, y pagó con una costosa eliminación todas esas ocasiones que no aprovechó en el comienzo.

En el duelo superclásico, River se quedó con el último festejo en una temporada en la que sonrió mucho más que un Boca que cierra el año escaso de alegrías, mientras los 'millonarios' ya empiezan a palpitar la búsqueda de su primera Copa Sudamericana frente a un Atlético Nacional que lo espera la semana próxima en Medellín para el choque inicial de la gran final.


Populares de la sección

Comentarios