River ganaba cómodo, pero Boca le empató

Ponzio y Mora adelantaron a los millonarios. Sin embargo, en 15 minutos, Silva, de penal, y Erviti, en los descuentos, igualaron el superclásico para los xeneizes

La tarde pintaba perfecta para River. El volver a ganar un superclásico, luego de un año fatídico en la segunda división del fútbol argentino, lo empezó a saborear cuando, a los 75 minutos de juego, ganaba 2 a 0. Pero los fantasmas volvieron aparecer.

El partido no pudo plantearse de mejor modo para el equipo local. Una infracción de Emiliano Albín sobre Rodrigo Mora generó la primera incidencia del partido al minuto de juego. El capitán millonario, Facundo Ponzio, sacó un remate no tan potente pero con cierta dirección tras el cual, el arquero de Boca, Agustín Orión, no logró adaptar su postura corporal a cómo venía la pelota y poder controlarla y, así, generó un blooper que provocó el primer gol del partido.

Los millonarios, que fueron los que controlaron el juego de manera predominante el partido, lograron el segundo a los 70 minutos de juego. La empezó David Trezeguet, la siguió Carlos Sánchez y la terminó Rodrigo Mora. El volante habilitó de manera precisa al exPeñarol, quien eludió a Orión y, acto seguido -con poco ángulo- la mandó a guardar para poner las cosas 2 a 0.

Si bien River parecía encarrilar y consolidar el triunfo con este tanto, Boca no se rindió y fue a buscar el descuento. Lo hizo a través de pelotazos frontales, que logró bajar Santiago Silva.

El atacante logró un pase a Lautaro Acosta, quien recibió una dura falta, tras la cual el árbitro Lunati no dudó en cobrar penal. "El Tanque" se encargó de ejecutar el penal y, con un potente disparo, logró el descuento.

Cuando el partido se moría, Boca, apelando a alguna patriada de Silva en ataque, pudo igualar. El delantero uruguayo logró bajar otro pelotazo, envió la pelota a Walter Erviti y, este, logró empujar la pelota con lo justo al fondo de la red para desatar la alegría de los hinchas xeneizes.

Así, River, que empezaba a disfrutar el partido, terminó pagando caro su confianza y el encuentro finalizó 2 a 2. Boca, que hizo muy poco en los 90 minutos, festejó la igualdad como una victoria.


Populares de la sección

Comentarios