Río respira sus Juegos: así está la ciudad el día de la inauguración

Brasil declaró dos días feriados para organizar el arranque de su gran fiesta
Enviado a Río

Río siempre es una ciudad en ebullición, con los contrastes más impactantes. Con la opulencia y la miseria frente a frente. Con la belleza de los morros y las playas, y la violencia en la calle. Pero si siempre es activa, por estas horas la cidade maravilhosa está vestida de fiesta como pocas veces recuerden los cariocas.

Llegó el día tan esperado por los brasileños, de vivir la fiesta que se esperaba desde 2009. Largan los Juegos Olímpicos y, al menos por un rato, todos se olvidan de los problemas políticos y económicos, para hacer lo que mejor saben: vivir la fiesta.

Esa sensación la percibe aún más quien llega desde el siempre tranquilo Uruguay. Y el ambiente cambia ya desde el avión: un grupo de señoras uruguayas se adelantan a la fiesta y no pueden contener la emoción, vociferando: "tengo entradas para el hockey a 180 reales, y volley a los 160".

Seguridad por todos lados

Al llegar, apenas pasado el aeropuerto, queda claro que las seguridad es una prioridad para el gobierno: en plena calle, cada un kilómetro, hay efectivos del ejército con metralletas en las manos.

El tránsito también es prioridad en una ciudad famosa por sus atascos. Fue uno de los grandes problemas que hubo en los Panamericanos 2007, que sirvieron de base a los Juegos, pero ahora eso parece estar más encarrilado.

Para una mejor organización de los Juegos, el gobierno decretó dos días de feriado, de manera que el gran contingente de extranjeros pudiera llegar de forma más organizada a sus lugares de alojamiento. Eso hizo que el tránsito se pusiera en "modo fin de semana", y un traslado largo, del aeropuerto a Barra do Tijuca hasta el Centro Olímpico, que normalmente lleva dos horas, ayer solo llevara 45 minutos.

Otro de los aspectos que ya están encaminados es el camino olímpico, o "faja", como le dicen los cariocas: un carril con exclusiva circulación del transporte de la gente involucrada en los Juegos. La multa para cualquier auto que invada ese carril es 1.200 reales, o $ 12 mil uruguayos. Ya comenzó a circular hace unos días el metro, que junto a algunas líneas especiales de ómnibus tendrán uso exclusivo de los periodistas en forma gratuita.

Y si hay prioridades, por otro lado también hay señales de que no todo está pronto. La Lagoa Rodrigo de Freitas, donde se llevarán a cabo las competiciones de remo y en la que debutará el primer uruguayo (Jonathan Esquivel) mañana a las 8:30, todavía no tenía instalado el cerco perimetral que separará a deportistas y espectadores. Incluso, las calles de los alrededores van a estar cerradas los días de competencia, pero ayer aún no lo estaban, señal de que hasta último momento, hay detalles que ajustar.

Marcel, el conductor que lleva a El Observador desde el aeropuerto (hincha de Flamengo, aclara casi antes de empezar a hablar), cuenta que la mayoría de la población está expectante con el inicio de los Juegos, y que solo es una minoría la que protesta, no por la competencia sino por la "política". Cuenta que Río está tranquilo y que la seguridad no es un problema, más allá de lo que publican los medios.

Para la fiesta inaugural, que se desarrollará hoy a la hora 19 en Maracaná, se recomienda llegar muy temprano. Pero conociendo la filosofía carioca, no se harán mucho problema. Después de todo, hoy comienza su carnaval de agosto.l

Ceremonia inaugural

Desde la hora 19

El show de inauguración constará de la ceremonia, el desfile de delegaciones y el encendido del pebetero.

La primera competencia

TIro con arco

Como siempre ocurre, será la única competencia del día de la ceremonia inaugural. Arrancará la competencia individual por equipos e individual en la rama femenina y masculina, desde la hora 9 hasta las 13.

A Cuevas le sonrió el sorteo

El uruguayo Pablo Cuevas tuvo un debut benévolo, al menos en los papeles, en Río 2016, ya que se enfrentará al georgiano Nicoloz Basilashvili en la primera ronda, según determinó ayer el sorteo.

El salteño, actual 21° del mundo y 11° cabeza de serie en Río, no tiene antecedentes ante el joven georgiano, quien hoy se ubica en el puesto 109° del ranking y que básicamente juega torneos Challenger durante el año.

De ganar en primera ronda, el uruguayo se enfrentará al ganador del duelo entre el local Thomaz Belucci y el alemán Dustin Brown, y en tercera aparecería el belga David Goffin, 11° del mundo.

En los otros partidos, el argentino Juan Martín Del Potro jugará contra el número uno del mundo, el serbio Novak Djokovic, en el partido estrella de la primera ronda y el ganador podría enfrentarse al español Rafael Nadal en una hipotética semifinal.

Los argentinos no tuvieron nada de suerte: Federico Delbonis irá ante Nadal y Guido Pella ante Phillip Kohlshreiber.

El segundo cabeza de serie y actual campeón olímpico, el escocés Andy Murray, tendrá un debut a priori más placentero ante el veterano serbio Viktor Troicki, mientras que el cuarto preclasificado, el japonés Kei Nishikori, se estrenará ante el español Albert Ramos.

En categoría femenina, la estadounidense Serena Williams, gran favorita a repetir el oro logrado en Londres, se enfrentará a la australiana Daria Gavrilova.

Acerca del autor