Reubicaron el pebetero en Stratford

El Comité Organizador de los Juegos aseguró en rueda de prensa que la ubicación definitiva del pebetero, en el acceso sur del estadio de Stratford, "recuerda a la de los Juegos de 1948

El Comité Organizador de los Juegos de 2012 (LOCOG) aseguró hoy en su rueda de prensa diaria que la ubicación definitiva del pebetero, en el acceso sur del estadio de Stratford, "recuerda a la de los Juegos de 1948", celebrados, también, en Londres.

La llama olímpica, prendida el pasado viernes durante la ceremonia inaugural, vuelve a arder hoy en el recipiente ceremonial del Estadio Olímpico.

El fuego fue prendido por siete jóvenes deportistas en el pebetero, situado en el centro del estadio, y conservado en un farol el domingo por la noche durante el traslado del recipiente, de ocho metros y medio, al acceso sur de la instalación.

"Tuvimos que desmontarlo todo y prepararlo para el atletismo. Sabíamos que el pebetero estaría en el centro del estadio durante la inauguración y que lo moveríamos más tarde al nuevo emplazamiento, que recuerda al que tenía en los Juegos de 1948", aseguró hoy Jackie Brock-Doyle, responsable de comunicación y relaciones públicas del LOCOG.

El pebetero, formado por 204 pétalos gigantes en representación de los países participantes en Londres, vuelve a contener la llama desde las 10 horas.

Sin embargo, su ubicación ha sido objeto de polémica ya que, por primera vez en la historia reciente de los Juegos, no se ve desde fuera del Estadio Olímpico.

"No es verdad que el pebetero no se pueda ver, todo el mundo tiene acceso a él gracias a la tecnología moderna. Con la televisión, internet o las pantallas gigantes todos pueden verlo durante 24 horas al día", explicó Brock-Doyle.

"Ya desde antes de la inauguración conocíamos la ubicación de la llama, queríamos que estuviera en un lugar similar al que tuvo en los Juegos de 1948 y por eso se diseñó así. Es una zona más íntima", añadió la responsable de comunicación del LOCOG.

El presidente del Comité Organizador, el británico Sebastian Coe, aseguró ayer que éste "no se creó como una atracción para turistas" y que esa no era "la filosofía original de la llama".


Populares de la sección

Comentarios