Retoman el exitoso proceso de selección

La sub 17, con el debut de Santiago Ostolaza en la conducción, inicia los entrenamientos con la obligación de que los jugadores deben estudiar

Tuvieron que desfilar cuatro presidentes. Tuvo que pelear para que el equipo compitiera en las fechas estipuladas por el calendario internacional. Debió modificar la logística de un complejo deportivo criticado hasta por tener las camas chicas y puertas que no cerraban. Ordenó tener canchas en buenas condiciones y hasta una de césped sintético.

En el campo logró un grupo compacto. Se terminaron las luchas internas. No hubo más discusiones por los premios. Atrás quedaron las renuncias. Se generó un orden desde el respeto.

Y bajo estas condiciones llegó la gloria deportiva. Clasificó a los mundiales, conquistó un histórico cuarto puesto en un Mundial. Fue campeón de América en Argentina. Regresó a los Juegos Olímpicos y fue protagonistas de los torneos de juveniles.

Todo redundó en beneficios económicos para los clubes que, a través de las selecciones, expusieron y cotizaron a sus jugadores. La AUF repartió US$ 10.500.000 entre las instituciones.

El técnico y cabeza del proyecto de selecciones nacionales, Óscar Washington Tabárez logró imponer el proceso deportivo más serio del país. Hoy, amparado en los antecedentes, se pone nuevamente en marcha, pero consolidado.

Las selecciones sub 17 y sub 20 de Uruguay inician hoy sus tareas de cara a la futura actividad.

Los más grandes lo hacen de la mano de un viejo conocido en esta historia, Fabián Coito. El citado profesional inició el proceso de selección que comanda Tabárez y tiene una cifra de partidos dirigidos similar a la del conductor de la mayor. Un mérito evidente.

Coito pasó por todas las categorías. Inició su camino en la sub 15, pasó por la sub 17 y ahora lo nominaron para conducir los destinos de la sub 20. No se trata de un capricho ni de una recompensa su ascenso. Es simple: va de la mano de un grupo de jugadores que conoce. Coherencia.

La sub 15 volverá a estar bajo el mando de Alejandro Garay y comenzará sus tareas más tarde.

El debut de Ostolaza

Esta tarde, un hombre con pergaminos y adornado por excelentes condiciones humanas como Santiago Ostolaza pisará por primera vez el complejo en calidad de entrenador.

“Me sorprendió todo, desde la llegada al Complejo. La organización que tiene el cuerpo técnico de la selección con respecto no solo a su equipo sino a todas las categorías y el deseo de poder seguir creciendo a nivel de la edad menor y con jugadores del interior. Tienen todo armadito en un proyecto que lo pudimos ver y con el que estamos de acuerdo”, comenzó diciendo Santiago Ostolaza a El Observador.

El Vasco ya fue a ver partidos y entrenamientos. Habló con técnicos y se apoyó en sus antecesores.

“Me respaldo en lo que me puedan decir los entrenadores de los equipos y sobre todo estoy muy apoyado por Coito y principalmente por Garay que los tuvo a los jugadores en la temporada de sub 15, y nos aconsejó jugador por jugador ya que tuvo 180 jugadores en cuenta en su proceso”, agregó .

Vasco, tienen que estudiar

La tarea del armado del cuerpo técnico de la sub 17 fue en conjunto con Tabárez. “Se buscó que fueran exjugadores y personas menores que yo, que se acerquen más a la edad de 17 años y los 51 que tengo, es decir dentro de la edad de la categoría y la mía”.

Con el Vasco trabajaran Guillermo Souto en la preparación física y el exfutbolista de River y con pasajes en selecciones juveniles Adrián Sarkissian como ayudante, además de Gonzalo Noguera como entrenador de goleros.

Ostolaza reveló que el tema de la forma de jugar del equipo “es personal de cada entrenador, sí se nos brindaron algunos lineamientos que en base a la experiencia son necesarios de tener en el equipo para competir a nivel internacional”.

El Vasco reconoció que se encontró con una estructura sólida.

“Esta todo armado, hasta el tema de las psicólogas que trabajan en el grupo y eso hace que nos tengamos que alinear a algo que fue bueno y resultó favorablemente”.

Pero al margen de todas las cosas hay algo en lo que no se negocia: los jugadores deben estudiar.

“Las prácticas van a ser siempre de tarde, luego de estudiar, porque el Maestro se preocupó mucho de que los chicos deben estudiar. Tengo que mirar incluso como van en los estudios, se fijan mucho en ese tema”.

El nuevo proceso se pone en marcha. Las canchas del Complejo volverán a sentir el particular bullicio de los jóvenes que llegan con la ilusión de formar parte de la historia. l


Fuente: Jorge Señorans - pampajs@hotmail.com

Populares de la sección

Comentarios