Remersaro pulverizó su récord

En la prueba de 200m espalda, mejoró su marca más de dos segundos; Gabriel Melconian cerró su actuación

Cambia, todo cambia.

A Inés Remersaro le tocó salir llorando varias veces la piscina. En los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011 y en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Pero esta vez, en Doha 2014, salió feliz. Radiante.

Porque lo que vino a buscar a Doha lo consiguió: superarse en su especialidad, el 200 m espalda.

El récord nacional estalló. Remersaro llegó con un 2.17.67, logrado en el último mundial de corta (Estambul 2012), y se fue con un 2.14.22.

Con esa marca terminó en el puesto 36 entre 48 nadadoras.

Ojo. Las demás también mejoran. En Estambul había sido 32 entre 41.

Eso fue una constante de las actuaciones de los uruguayos en este torneo. Mejoraron con respecto a su último antecedente mundialista. Pero retrocedieron en la clasificación general.

"Arranqué un poco rápido porque los segundos 100 metros me costaron bastante, pero se dio un buen tiempo que es lo principal de todo esto y me deja feliz", contó a El Observador.

"Era algo que esperaba porque en verano en pileta larga (50 metros) ya había bajado mi tiempo y por eso tenía que hacerlo en corta también y se dio", agregó la nadadora surgida en Biguá y que desde enero de 2012 reside en la Baptiste University de Oklahoma.

Entre las cuatro sudamericanas, Remersaro fue tercera. La mejor fue la argentina Andrea Berrino con 2.05.06 y el mejor tiempo le correspondió a la húngara Katinka Hosszu (2.02.69), premiada en 2014 como la mejor del mundo.

A ese nivel, las comparaciones rompen los ojos. Es más, si bien no han bajado sus marcas los varones uruguayos (los hermanos Melconian) están más cerca de los récords mundiales.

Pero Remersaro sigue su línea de progresión: fue récord en Estambul y ahora récord en Doha. Y en un nadador eso es lo que más importa.  

"En Estados Unidos estoy metiendo muchas ahora de trabajo subacuático, que siempre fue una de mis falencias y me está ayudando mucho a mejorar y acercarme a las otras nadadoras", analizó.

"Esto me deja la satisfacción de cerrar el año bien y mucha motivación para el año que viene que hay competencias muy importantes y quiero seguir creciendo", afirmó.

"La verdad es que no tenía en mente el récord nacional, ni me presionaba con eso, salí a hacer la mejor carrera y haberlo conseguido de esta forma es la frutilla de la torta", concluyó.

Remersaro, es junto a Antonella Scanavino la nadadora uruguaya con más récords nacionales vigentes en pruebas individuales, sumando las pruebas de pileta larga (50 metros) y las de corta (25 metros).

Solo tomando en cuenta las de pileta corta, Remersaro es la líder con cinco récords. Y en Doha, a falta de la acrtuación de Martín Melconian en 50m pecho, es la uruguaya que sacó mejor nota.


Fuente: Invitado a Catar

Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios