Regueiro va a Defensor: “Dolor en el alma por gente que no me abrió la puerta”

El delantero no llegará al tricolor porque la oferta del club fue muy baja, al tiempo que reconoció un interés de Peñarol por sumarlo a sus filas. Jugará en Defensor Sporting

Mario Regueiro se desvinculó de Racing de Avellaneda, equipo al cual llegó como figura luego de su paso goleador en Lanús, por pérdidas familiares que lo golpearon duro desde lo anímico.

Luego de decidir volver a Uruguay para ponerse a punto y manifestar su deseo de jugar, y cerrar su carrera, en Nacional, el gerente deportivo del club, Alejandro Lembo, comenzó las gestiones para incorporar al futbolista a filas tricolores.

En la dirigencia de Nacional el deseo de Regueiro fue un mal trago desde el principio. Las dudas sobre su condición física, su prolongada inactividad y los antecedentes de contratar jugadores mayores sin tanto rédito deportivo hicieron que Nacional le ofreciera al jugador un contrato a rendimiento.

Según supo El Observador, el contrato ofrecido a Regueiro fue por seis meses, a rendimiento, con un salario base de 10 mil dólares por mes. El futbolista rechazó la oferta y las negociaciones quedaron por el suelo. El futbolista se reunión con su representante Ricardo Canals y decidió aceptar la propuesta de Defensor Sporting.

En diálogo con el programa Hora 25, el jugador afirmó: “No tuve la oferta que de corazón quería, pero sí la de gente que realmente me quería tener en su equipo. Estoy encantado y orgulloso de ir a un equipo chico y pelearla. Ojalá me gane el cariño de una hinchada nueva".

"El único que peleó por mi vuelta fue Alejandro Lembo. Como yo estoy sorprendido, también los hinchas de Nacional que me encuentro por la calle. Mi sensación es que Nacional nunca me quiso, la propuesta era para decirle no de entrada. No se me valoró ni se me respetó, no piensan que puedo ser importante. Yo puse todo de mi parte y hasta más. No fue por un peso más o menos" agregó sobre la respuesta definitiva que le dio al club que más lo disfrutó.

Dolido con Nacional y con su dirigencia, el futbolista le sacó responsabilidad de la transferencia caída a Gerardo Pelusso y Alejandro Lembo: "Pelusso me dio a entender que mi pase lo definía la directiva. El contrato era todo por miedo a que no pueda jugar el torneo. Cuando no te quieren ni muestran interés lo mejor es ir al equipo que me vino a buscar. Tengo el dolor en el alma por no volver a Nacional y por gente que no me abrió la puerta cuando quería regresar. Uno hace todo para arreglar y la oferta es una tomadura de pelo. Yo no tenía problemas con que el 85% del plantel gane más que yo".

Por último descartó jugar en Peñarol, pese al interés de los carboneros por sumarlo a sus filas: "Yo le agradezco a la gente de Peñarol por tenerme en consideración en algún momento. Eso no quiere decir que yo sea más hincha o menos hincha. Es de orden agradecerle a la gente que le viene a ofrecer trabajo a uno. Ellos se comunicaron conmigo y me ofrecieron seguir jugando. Yo estoy agradecido con ellos por tenerme en carpeta pero no soy rencoroso como para jugar con ellos".


Populares de la sección

Comentarios