Refugiados y tormentas de arena

Haibrany Ruiz Díaz y Raúl Tarragona se animaron a un destino exótico: Líbano, una caja de sorpresas
Guerra, miedo, inseguridad, refugiados. Haibrany Ruiz Díaz y Raúl Tarragona asociaron al Líbano inmediatamente con esas imágenes cuando el destino les presentó la oportunidad para dar un salto económico en sus carreras futboleras.

Google y la familia los ayudaron a tomar la decisión. Un mes después, aquellos prejuicios son causa de risa para estos dos uruguayos que abrieron un exótico mercado donde nunca antes pasaron futbolistas nacionales.

"La ciudad donde estamos se llama Zgharta y me sorprendió, es muy linda. Se ven muchos paisajes, playas y además es muy segura", cuenta Ruiz Díaz un zaguero y lateral de 23 años que se inició en Bella Vista para luego pasar por Progreso y Boston River.

Zgharta está a dos horas de la capital Beirut en un país tan grande como el departamento de Lavalleja.

Ambos futbolistas militaron la temporada 2014-2015 en Boston River, en la Segunda División Profesional. Ahora lo hacen en Salam Zgharta, donde ya jugaron un par de amistosos y se preparan para el arranque del torneo, en octubre.

"El nivel es mucho más bajo que en Uruguay. Se juega en canchas sintéticas, el juego se hace más lento y los jueces son de cobrar al mínimo roce. A mí me cobraron todas faltas en cada pelota que fui a buscar", cuenta Tarragona, de 28 años y 9 de área.

Por ahora ambos están alojados en un apartamento que tiene el club junto a su estadio.
Ruiz Díaz espera la llegada de su compañera y Tarragona la de su esposa e hija de siete años para que los alojen en dos apartamentos céntricos.

El hecho de que el entrenador, Louey Salah, sea venezolano de padres sirios, les facilitó la adaptación al país.

"Habla árabe, español, francés e inglés, lo que acá es algo común; nos dijeron que la mayoría de la población maneja tres idiomas como mínimo", explica Ruiz Díaz.

En materia de religión se calcula que hay tantos cristianos como musulmanes en el país.

"En Trípoli (una ciudad lindera con Zgharta) son mayoría musulmanes, acá no. Dos compañeros de equipo son de ahí y el primer día nos sorprendió verlos rezando en el piso", cuenta Ruiz Díaz.
Pero lo que más le llamó la atención a los uruguayos es la seguridad en la que viven.
"En las calles se ve mucho control militar", cuenta el defensor.

"El entrenador nos lleva en auto a todos lados. En uno de los viajes nos pararon en uno de los controles. Me asusté. Nos llevaron a un galpón, nos pidieron documentos. Al no entender el idioma es bravo. Pero cuando le dijimos que éramos jugadores de Salam faltó poco para que nos abrazaran y dieran besos", dice Tarragona.

Vayan a donde vayan llaman la atención y cuando dicen que son de Uruguay, Luis Suárez es la primera respuesta que obtienen.

Siria supo acoger a muchos refugiados libaneses durante su guerra civil (1975-1990). Por eso ahora, son cerca de 53 mil sirios los que cruzaron la frontera a Líbano para refugiarse.

"A veces se ve gente en la calle y nos dicen que son refugiados; sin embargo, no es algo común ver pobreza o gente en situación de calle", comenta Ruiz Díaz.

Desde que llegaron, la temperatura no baja de 30 grados y un día sufrieron una tormenta de arena. Salieron a entrenar y además del calor sofocante soplaba un viento caliente que traía arena. De Arabia o Irán, no saben. Todos se atacaron de tos y a los 10 minutos se suspendió la práctica.
Cosas que pasan en Líbano, el mercado exótico al que llegaron con miedo. Para vivir seguros.

Haibrany Ruiz Díaz

De Nuevo París a Medio Oriente
"El día que me probé en Bella Vista llevé la camiseta verde de mi equipo del baby fútbol, Iriarte. Era la época que jugaban Uruguay y Australia por las Eliminatorias de 2002. Por eso me quedó para siempre el apodo de Viduka. Debuté en Primera contra el Nacional de (Marcelo) Gallardo, en 2011. Ganamos 1-0, me tocó marcar a Alexander Medina y Joaquín Boghossian. Cuando el equipo descendió en 2013 me fui a Progreso. Cobraba un mínimo cada dos meses. Pero cobré todo. En Bella Vista todavía me deben. En Boston River fui donde estuve más cómodo en lo económico".

Raúl Tarragona

Barros Blancos y Peñarol
Hizo baby fútbol en Los Pinos y Huracán Siré, en Barros Blancos, cerca del Complejo Celeste. Con 16 años debutó en la selección de Canelones del Este. Hizo Cuarta en Danubio con Edinson Cavani y Tercera en Peñarol con Sebastián Sosa. Debutó en Primera en 2008 en Central Español de la mano de Gustavo "Chavo" Díaz. Pasó por Bella Vista (2009-2010), Liverpool (2010), Racing (2011-2012) y Cerro Largo (2012) antes de emigrar a la B de Ecuador, al equipo indígena de Mushuc Runa, con el que ascendió. En 2014-2015 estuvo en Boston River donde hizo 15 goles. "Fue mi mejor momento", dijo.

Populares de la sección