Recuperar infraestructuras: la nueva forma de apoyar al deporte

La alternativa ante la falta del centro de alto rendimiento
El básquetbol uruguayo tendrá un nuevo hogar: el club Ugab será el gimnasio para que entrenen todas las selecciones nacionales y para que también se desarrolle la modalidad femenina de este deporte.

Esto se logró tras un acuerdo que se firmó el martes entre la Federación Uruguaya de Basketball (FUBB) y la Secretaría Nacional del Deporte (SND).

"Teníamos un problema de fondo para nuestras selecciones y para el desarrollo de algunas actividades que era la carencia crónica de un lugar para entrenar. La contribución de la Secretaría es fundamental para el desarrollo de nuestro futuro", dijo Ney Castillo, presidente de la FUBB.

El convenio se firmó por cinco años y es renovable. La FUBB deberá colocarle piso flotante a la cancha y cambiar los tableros de madera por los de acrílico mientras que la SND remodelará los vestuarios y otras tres salas con las que cuenta el recinto.

Ugab cuenta con otras instalaciones que permitirán celebrar convenios con otras federaciones deportivas.

Fernando Cáceres, director de la SND, expresó que el convenio se enmarca en un plan de inversiones y desarrollo de infraestructuras deportivas del país.

"Cuando preparamos el presupuesto quinquenal de la Secretaría se le encomendó a Daniel Daners (director de infraestructura de la SND) la elaboración de un plan de obras a 30 años. Él hizo un profundo relevamiento de todas las infraestructuras deportivas con las que cuenta el país", expresó Cáceres.

Conforme a ese trabajo se llegó a dos conclusiones: "En primer lugar tenemos un parque de instalaciones deportivas insuficiente. En muchos casos las instalaciones son arcaicas y no están distribuidas equitativamente en el territorio nacional", comentó Cáceres.

"En segundo lugar, tenemos un montón de instalaciones deportivas subutilizadas y ociosas que habría que recuperar para el uso del deporte nacional. Por ejemplo, hay instalaciones deportivas en el ejército en todo el país y en algunos casos son de muy buen nivel. Otras instalaciones son las que posee el sistema educativo y en general solo funcionan en horario escolar permaneciendo cerradas cuando el deporte más las necesita: de noche, en fin de semana o en feriados. El Ugab era una de ellas", dijo Cáceres en la presentación celebrada en la sede de la FUBB.

Consultado por Referí sobre si este es el camino que se seguirá para dotar al deporte federado de infraestructuras deportivas, Daners comentó: "Una discusión que teníamos planteada era el centro de alto rendimiento. Nosotros opinamos que una edificación que atienda entre 10 y 15 deportes sería una inversión de US$ 15 a 20 millones, más US$ 3 millones anuales de mantenimiento atándonos a determinadas disciplinas deportivas que en caso de que nos surja un talento en otro deporte no podría contemplárselo a futuro".

"Uruguay tiene infraestructura subutilizadas y es una torpeza invertir mal cuando hay cosas que salen más baratas. Vamos a aprovechar estas instalaciones. Ugab, que lo empezamos a negociar en mayo, es una muy buena solución que nos permite racionalización de recursos", manifestó.

El Club Neptuno fue desde 2013 una opción manejada para montar un centro de entrenamiento para varios deportes, luego que se desechara la idea del centro de alto rendimiento que la ministra Lilián Kechichian dijo tras los Juegos Olímpicos de Londres 2012 que se iba a construir.

"Creo que es una posibilidad de futuro para trabajar con un esquema como este. Pero Neptuno está resolviendo internamente su situación y fueron ellos los que en el período pasado dejaron de negociar. La piscina (olímpica, de 50 metros) sería fantástica para la natación. También podría servir para waterpolo y nado sincronizado. Además cuenta con lugares para hándbol y fútbol sala", dijo Daners.

La SND busca trabajar bajo el patrón de la gobernanza: "Queremos acuerdos con prestaciones recíprocas y con evaluaciones de gestión de los compromisos asumidos", concluyó Cáceres. El básquetbol será el primero en beneficiarse de esta movida.

Instalaciones cedidas a otros deportes

Vóleibol: En la escuela Sanguinetti
En junio de 2015, la Federación de Vóleibol celebró un convenio de 10 años con ANEP para instalar un piso donado desde Europa en el gimnasio de la escuela Sanguinetti.
Hándbol: Dos plazas de deportes
Durante años las selecciones nacionales no tenían donde entrenar. Desde 2013 el femenino lo hace en la Plaza 12 en Brazo Oriental y el año pasado se sumó la Plaza 11 del Cerro.
Beach volley: Tendrá nuevo hogar en breve
Durante años intentó hacer de lo que fue sede del club Las Bóvedas un escenario techado de arena. En breve se anunciará dónde se montará esa cancha.
Fútbol sala: En la cancha de la UTU
En noviembre de 2014 el fútbol sala firmó un acuerdo con el Instituto Técnico Superior para usar el gimnasio de la UTU ubicado en General Flores y Batlle y Ordóñez.
Gimnasia: Donación de China en Canelones
En el gimnasio Salvador Mauá de Canelones que se usaba como depósito se instaló con una donación de US$ 800 mil del gobierno chino aparatos de primer nivel .
Artes marciales: Judo y taekwondo
En julio de 2011, Hebraica Macabi pasó a ser sede del judo tras una donación de Japón. El taekwondo entrena en predios militares.



Acerca del autor